Claves para que tu bebé viaje seguro en auto

El peso, altura y crecimiento del bebé demandan desde la forma en que se coloca la silla hasta el acondicionamiento del arnés alrededor de su cuerpo.
 Cuando llega un bebé a la familia no solamente se modifica el hogar, sino los medios de transporte. Viajar con un pequeño implica elegir con estricto cuidado los aditamentos, que además deben adecuarse a su crecimiento, desde recién nacidos y hasta que midan más de 1.32 metros.
Al elegir tu auto seguramente revisaste una y otra vez la comodidad, así que ahora es momento de hacer lo mismo pensando en tu bebé, quien debe tener en su asiento códigos de seguridad específicos. A veces se toma a la ligera esta compra, pero debemos empezar diciendo que un asiento de auto para bebé prestado o de segunda mano es un peligro, ya que por su tiempo en uso puede tener fisuras en los materiales o posibles fallas que pondrían en riesgo a los pequeños.
SILLA BEBE
En México, el reglamento de tránsito considera puntos específicos para quienes llevan niños a bordo:
  • Sacar la cabeza por el  quemacocos, un brazo o la cabeza por las ventanas es un motivo de sanción por la ley.
  • Los niños menores de 12 años no pueden viajar en los asientos delanteros, y para evitar accidentes deben transportarse en una silla especial para su seguridad.
Esto quiere decir que el asiento de auto de un niño no es un tema de vanidad, sino de necesidad. Una de las diferencias principales entre los aditamentos para los pequeños es que no usan cinturón de seguridad cruzado, sino un arnés de cinco puntos que sujeta por encima de ambos hombros, a la altura de las caderas y entre las piernas, ya que ello distribuye los esfuerzos de cuidado en su cuerpo.
SEGURIDAD AUTO
 La Academia Americana de Pediatría (AAP) indica que los niños que pesen menos de 18 kilos o midan menos de un metro deben viajar orientados hacia la parte trasera del auto, eso equivale aproximadamente hasta los 2 años de edad. Esta posición los protege mejor en caso de un posible impacto.
Conforme los pequeños crecen, el asiento debe adaptarse, ya que sin importar qué tanto cuelguen sus pies, lo realmente trascendente es en qué posición se coloca el arnés o qué tanto los protege un reposacabezas. Una opción de alta seguridad es el Autoasiento GTI de Prinsel, que protege a los pequeños desde recién nacidos y hasta que superen los 25 kilogramos.
7212 A Autoasiento Gti
  • Si pesan entre 1.8 y 13 kilos, los pequeños deben tener los códigos de seguridad de un recién nacido.
  • Cuando ya pasan a la etapa de bebés, manejan mejor su cuerpo, pesan entre 9 y 18 kilos.
  • El momento en que ya pueden ir sentados con la mirada al frente, al igual que los adultos, llega al pesar más de 18 kilos.

 

Comenta