fbpx

PRD, alianzas a punta de golpes

amazon super 2

 

Por Leticia Robles de la Rosa*

En su contexto de innegable debilitamiento electoral, el PRD vive cada día el fantasma del rompimiento interno, como consecuencia de las decisiones que debe tomar frente a las elecciones de este año. En esta ocasión no son sólo los nombres de los candidatos, sino las alianzas electorales mismas han puesto al perredismo en momentos tan tensos, que hasta los golpes ha estado a punto de registrar.

Enfundados en el fortalecimiento que les da el manejo de decenas, cientos y hasta miles de militantes perredistas, algunos líderes de corrientes o expresiones internas pelean cada día por lograr que sea su punto de vista el que prevalezca en la decisión del PRD en torno a las alianzas, y en ese afán, los reproches de sus pasados políticos no se han hecho esperar.

El miércoles de la semana pasada, en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, Camerino Eleazar Márquez, representante de la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN), que es la más poderosa expresión perredista en el Estado de México, estuvo a punto de liarse a golpes con Guadalupe Acosta, líder de Los Galileos, por el tema de las alianzas electorales; la situación fue tan fuerte, que, literalmente, la presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, debió colocarse en medio de los dos para evitar el zafarrancho.

El relato compartido por algunos de los perredistas que fueron testigos de los hechos, es que en la reunión de la semana pasada se acordó hacer encuestas de medición de candidatos para las gubernaturas de los estados con elección. Eso retrasa la aprobación de la política de alianzas, ya que el acuerdo es que la aprobación de alianzas en el CEN sea integral.

Guadalupe Naranjo reclamó que debería de aprobarse la alianza con el PAN y otros partidos para Nayarit en el CEN de este miércoles 18, ya que solo tiene 15 días para procesar los espacios con los otros partidos en el estado.

Camerino le contestó que ni siquiera el Consejo de Nayarit ha enviado la convocatoria a elección interna a la comisión electoral para que se aprobará.

Naranjo le dijo que primero se apruebe la alianza y ellos aprueban convocatoria e inclusive la trabajarían con el CEN.

Así que de nuevo Camerino le contestó que si no hay convocatoria, no se aprueba la alianza con Nayarit, además que ya se había acordado que la política de alianzas se aprobaría de forma integral.

Guadalupe Naranjo subió el tono de voz y dijo que de una vez digan si no quieren que en Nayarit se de la alianza con el pan.

Alejandra Barrales le dijo que ya había un acuerdo y camerino reiteró que primero la convocatoria de candidaturas y luego aprobación de alianza.

De ahí Naranjo le dijo a Camerino que eran unos entregados a Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México, y Camerino le contestó a Naranjo que él le entregó la gubernatura de Nayarit al PRI; después Naranjo le mentó la madre a Camerino y éste no se quedó con el agravio; se dijeron de groserías, luego se retaron a golpes y ahí termino la reunión.

Los hechos sólo nos muestran que el PRD está en verdad en serios aprietos. No puede ir quebrado a procesos electorales que serán batallas a muerte, porque el PRI necesita demostrar que las decisiones de su presidente Enrique Peña Nieto no lo ha sepultado como opción de gobierno, porque el PAN quiere repetir la hazaña del 2016 para pavimentar su camino de retorno a la Presidencia de la República y porque Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, necesita mostrar al mundo que su poder electoral no se circunscribe a la Ciudad de México, sino que también tiene presencia en otras entidades.

Dentro del PRD Los Galileos son vistos como los aliancistas per sé; los acusan constantemente de ser más panistas que perredistas, y hasta fueron sujetos de burla cuando el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, no los incluyó en su gabinete de gobierno, luego de que ellos dieron la espalda al candidato perredista para apostar por corral.

Otras corrientes perredistas no están de acuerdo con esa dinámica de Los Galileos, quienes aplican la lógica elemental de que el PRD no puede solo y necesita ir en alianza con el PAN y otros partidos para derrotar al, PRI, porque el objetivo primordial debe ser sacar al PRI de los gobiernos estatales y federal.

Y justo este es el contexto en que el PRD llega esta semana al debate definitivo de si irá o no en alianza con el PAN en las próximas elecciones, luego de la experiencia del año pasado, en que fueron juntos, pero sólo el PAN gobierno en todos los estados que ganaron.

Convocatoria

*Leticia Robles de la Rosa. Periodista especializada en temas políticos, electorales, financieros, energéticos y educativos, desde hace una década cubre para Excélsior las actividades del Senado de la República; es profesora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y suma 23 años de experiencia en el diarismo.

Comenta