fbpx
family of four walking at the street

Tina Payne enseña cómo disciplinar a nuestros hijos

amazon super 2

Durante su participación en el World Parenting Forum el pasado 9 y 10 de octubre, la experta Tina Payne Bryson, coautora de los libros best seller del New York Times: “El cerebro del niño” y “Disciplina sin lágrimas”, explicó cuáles son las maneras más efectivas para lograr que los niños tengan un comportamiento óptimo y sean disciplinados.

Desde un punto de vista científico, la escritora detalló que el cerebro está en constante cambio por las nuevas experiencias que tenemos, al igual que el cerebro de los niños. “A lo que le prestamos más atención se amplifica y se conecta en el cerebro, por lo que a las habilidades que queremos que tengan nuestros hijos les debemos de prestar atención y hacer que las practiquen”, indicó.

La ciencia detrás de esto se llama neurobiología interpersonal, la cual estudia el cerebro, la mente y sus relaciones.

La neurobiología y la disciplina

De acuerdo con Tina Payne, es indispensable que exista una integración entre las diferentes partes del cerebro para que trabajen de manera adecuada.

Ante lo que la corteza prefrontal del cerebro juega un papel fundamental, ya que es la encargada de regular nuestros cuerpos, nuestras emociones, es en donde se toman decisiones sensatas, controla los impulsos, nos ayuda a tener empatía por otros, a ser flexibles emocionalmente y en nuestra manera de comportarnos, nos da conocimiento personal, nos ayuda a superar el miedo, y a realizar funciones ejecutivas. Es por eso que la experta aseguró que se debe ayudar a los niños a desarrollar esta zona de manera correcta. 

“La manera en la que aplicamos la disciplina ayudará a los niños a poder desarrollar su cerebro de forma adecuada. Ante lo que primero debemos de entender por qué nuestros hijos se comportan como lo hacen para poder cambiar nuestra manera de disciplinarlos. Hay que mejorar nuestra relación con ellos, enseñarles a autorregularse, desarrollar habilidades, y entender los traumas emocionales”, indicó la experta, presente en el World Parenting Forum al que se podrá acceder nuevamente a partir del 1 de noviembre.

La psicoterapeuta para niños y adolescentes advirtió que hacer sentir mal a los niños no ayuda a disciplinarlos, ni hace que el mal comportamiento cambie o que piensen mejor las cosas la próxima vez, por lo que es mejor tener una filosofía para ayudar a los hijos a autodisciplinarse.  

“Lo que como padres tenemos que hacer es ayudarlos a hacer las cosas cada vez mejor. La disciplina es la enseñanza de la construcción de habilidades para que los niños se aprendan a autodisciplinarse, para criar a niños que hagan lo correcto y tomen las mejores decisiones”.  Es muy importante que recuperemos y replanteemos el término disciplina para lo que realmente es: Enseñar. Disciplina no es castigar ni dar consecuencias por lo que hizo un niño, disciplina es enseñar. 

De acuerdo con Payne, después de décadas y décadas de investigaciones sobre disciplina, la ciencia nos dice que lo ideal para criar a los hijos es que los padres tengan reglas, estructura y límites, que nuestros hijos sepan qué esperar, pero también hay que tener una buena conexión con ellos, empatía y reconfortarlos. Lo ideal es criar con estas dos características. Para lograr este tipo de crianza, la recomendación de la especialista es sustituir el asumir por la curiosidad.  

Durante la conferencia de Tina en el World Parenting Forum, se vieron herramientas para que los padres vean los comportamientos con enfoque diferente y disciplinen con la idea de enseñar a sus hijos, para que no solamente puedan ver cómo responder o actuar en el momento en el que existe el mal comportamiento, sino también para crear un ambiente saludable y darle las herramientas a nuestroshijos para que prosperen en el largo plazo. 

man talking picture while smiling
Photo by Hannah Nelson on Pexels.com

Conectar primero y luego redirigir

Como padres, muchas veces se comete el error de querer corregir a nuestros hijos sobre algún mal comportamiento, sin embargo, si antes no conectamos con él o ella, o no tenemos una buena conexión, va a ser muy difícil redirigir su comportamiento.

Como padres, nuestro objetivo es enseñar, y cuando tenemos este fin en mente, esto va a hacer que cambiemos la forma en que vemos el comportamiento de nuestros hijos, y esto a su vez cambiará cómo respondemos a comportamientos inadecuados. 

Lo que Tina propone es un enfoque totalmente basado en ciencia para llevar a cabo la crianza de los hijos de manera efectiva, a fin de que se desarrollen de la mejor manera posible en términos de su vida emocional, en términos de su autocomprensión y su empatía hacia los demás. La forma en la que criamos a nuestros hijos será internalizada en su estructura cerebral.  

Una crianza efectiva basada en ciencia, nos permitirá dar a nuestros hijos las herramientas de las funciones ejecutivas en su cerebro y la autorregulación. La ciencia ha demostrado que estos dos aspectos ayudan a tener bienestar en sus vidas.  

Cambiar el enfoque

“Los comportamientos son comunicación, que nos dicen qué es lo que se tiene que hacer. Si somos curiosos vamos a descubrir que el comportamiento de nuestros hijos está lleno de información, nos dicen cosas como qué tan alterados o estresados están, qué tan desarrollados están; qué habilidades necesitan aprender y desarrollar, cuál es su capacidad, y cuáles son sus diferencias individuales”. 

Cuando se les demanda más a los niños de lo que son capaces de hacer es común que veamos malos comportamientos, ansiedad o depresión, y estrés. Esto suele suceder, según Tina Payne, porque muchas veces asumimos que los niños toman decisiones de todo, asumimos que cada comportamiento es un comportamiento elegido, pero en realidad cómo actúan la mayoría de las veces se trata de lo que les sucede y de cómo se sienten. 

“Hay que analizar qué es lo que hace que el niño cambie de comportamiento y actúe de mala forma, las razones pueden ser que no está regulado, su edad de desarrollo, su temperamento, su entorno caótico, demandas altas para su capacidad, algún trauma o incidente que tuvo, su salud física, que padece algún desorden, que tiene una discrepancia de aprendizaje, o un problema sensorial,  o cosas que no sabemos aún” señaló.

Por ejemplo, si respondemos a un mal comportamiento cuando nuestro hijo no está regulado no podremos enseñarle nada. Si ellos están en un estado reactivo y nosotros también la situación puede escalar. Es importante recordar que la relación esta en primer plano, y el comportamiento en segundo plano. El tiempo o momento en que se disciplina también es clave, ya que el momento ideal es cuando un niño esta receptivo al aprendizaje. Es posible aprender los pasos de cómo aplicar una disciplina sin drama de la mano de Tina Payne Bryson en la repetición del World Parenting Forum

Para ver la conferencia completa de Tina Payne que tuvo lugar durante el World Parenting Forum los pasados 9 y 10 de octubre, junto a la de otros expertos en parenting, puedes adquirir tu acceso en este link. Las grabaciones están disponibles desde el 1 de noviembre. 

man standing beside his wife teaching their child how to ride bicycle
Photo by Agung Pandit Wiguna on Pexels.com

Redes sociales

Facebook https://www.facebook.com/parentingglobal.es/

Linkedin https://www.linkedin.com/company/parenting-global/

Instagram https://www.instagram.com/parenting_global/

Sobre Parenting Global

Parenting Global es la única plataforma global que brinda acceso a la mejor información que existe sobre paternidad en voz de especialistas internacionales con mayor reconocimiento, para que padres de familia puedan dar a sus hijos las herramientas, habilidades, hábitos y valores que necesitan para alcanzar su mayor potencial y ser felices. 

Comenta