person holding baby s feet

Decálogo para mamás primerizas

Amazon super

A pesar de que la hora del parto es uno de los momentos que más preocupa a las madres primerizas, la prueba de fuego llega unos días después con la llegada del bebé a casa.

Enfrentarse a ese momento no es sencillo siendo madres primerizas, pero con el paso de los días te darás cuenta de que todo es cuestión de práctica.

Aun así, vamos a dar algunos consejos para madres primerizas antes y después del parto, que te ayudarán a saber qué necesitas y qué pautas recomendamos seguir.

  1. Tener una rutina de día y de noche para tu bebé son los horarios en los que le darás alimento, actividades y horario de dormir.
  2. Conocer las horas que necesita dormir tu bebe en siestas y por la noche. Un recién nacido duerme hasta 6 p. m. los primeros 3 meses, pero las horas se reducen rápidamente.
  3. Ser positivo y confiar en que se dormirá. Pensamos que la asistencia como madre es necesaria, pero el dormir es una función y necesidad vital que, con hábitos adecuados, se logra por sí misma.
  4. Tener espacio para que él bebe duerma seguro. La Cuna/ Basinet son los más recomendables.
  5. Ambiente adecuado para fomentar el sueño. Temperatura adecuada, lugar oscuro, callado, libre de humo y entre más pacífico mejor. (Eso de que él bebe se tiene que acostumbrar a todo, no es lo ideal).
  6. Aceptar y saber pedir ayuda cuando se está cansado. Como mamás primerizas no sabemos qué hacer. Aprender, toma tiempo y esfuerzo. ¡Pedir ayuda no significa que has fallado!
  7. Evitar malos hábitos que no se quieren realizar todos los días. Cuando utilizas un medio para “dormir” estás fomentando un hábito, si estás dispuesto hacerlo todo el tiempo, ¡adelante! Solo recuerda que, conforme vaya creciendo tu bebé, tienes que estar más alerta y será más demandante. Los hábitos más comunes de los que se suelen cansar las madres para dormir a un bebé son arrullar, cargar al bebé y dar pecho.
  8. Acostar al bebé a una hora razonable. Entre 6 p.m. y máximo 8 p.m., son los horarios recomendables.
  9. En cada despertar nocturno, actuar de manera adecuada y cautelosa. Esto quiere decir que solo cumpliremos con atender las necesidades del bebé en ese momento, lo haremos de manera gentil y sin llegar a la sobre estimulación como ponerme a platicarle cuánto lo amo. Eso se puede hacer durante el día.
  10. Tener presente que la alimentación principal es durante el día y la noche es para dormir. Un bebe no necesita comer a cada hora y las tomas de leche deben comenzar por reducirse en la noche para que él bebe comience a dormir mejor.
Amazon super

Recuerda que lo más importante es que puedas recuperarte físicamente. Sabemos que estos puede llegar a ser difícil durante los primeros días pero es importante que te mantengas lo más fresca posible.

Con el paso de los días este pequeño acto se convertirá en una rutina que ambos habrán adquirido y su conexión será más fuerte.

Fuente: ZZLEEP MY BABY, LILIANA AMARO

Comenta