fbpx
selective focus photography of child s hand

Ser bondadoso y su impacto en nuestro desarrollo espiritual

amazon super 2

Pareciera que debido a las condiciones globales y la rutina en la que nos encontramos inmersos en nuestro día a día es cada vez más difícil ser personas bondadosas que se interesen por los demás, sin embargo, es ahora cuando más que nunca debemos cultivar esta cualidad en nosotros, por lo que el día de hoy Panterita, guía espiritual, nos comparte cómo ser bondadosos impacta en nuestro desarrollo espiritual en el marco del Día de la Bondad.

La bondad se trata de un valor universal que vuelve a su practicante una persona de carácter apacible, interesado por el bienestar común, que promueve las buenas prácticas y que sobrepone el amor al prójimo y el perdón por sobre otras cosas superficiales.

“Es por eso que las personas bondadosas se caracterizan por ser pacientes, por preocuparse por el bienestar de los demás, por ser empáticas, generosas, sensibles ante las situaciones propias y ajenas y que aman sin condiciones; de principio podría sonar utópico, pero son las características que definen nuestra verdadera esencia como seres de luz”, indica Panterita, quien explica que por consiguiente existe una conexión importante entre el desarrollo espiritual y la bondad.

La bondad en el desarrollo espiritual 

Una va de la mano de la otra, ya que se incrementa el nivel de conciencia por medio de actitudes de interés genuino y amor por los demás, y estas, a su vez, son características que despiertan cada vez más intensamente en las personas a las que les interesa el desarrollo espiritual. A más bondad, mayor nivel de conciencia. 

“Esto también trae beneficios a la salud desde un enfoque holístico, ya que perdonar y adquirir una perspectiva positiva y de amor nos ayuda a soltar ataduras energéticas y a sanar heridas emocionales, lo cual contribuye a nuestro bienestar general”, indica Panterita, quien además nos explica cómo podemos ser más bondadosos.

Ser buenos con nosotros mismos: El cambio es interior, por lo que para que éste sea verdadero y duradero, lo primero es empezar siendo más compasivos con nosotros mismos, con nuestros errores y la manera en la que podemos cambiar para ser cada vez mejores, esto sin perder de vista el amor propio desde un enfoque saludable.

Ayudar a nuestros papás o vecinos: Hacer el bien sin mirar a quién es una de las frases más populares y encierra una gran verdad, ya que la compasión y la generosidad deben repartirse a partes iguales, pero podemos comenzar con nuestros conocidos y seres queridos.

four person standing at top of grassy mountain
Photo by Helena Lopes on Pexels.com

Escuchar más: Pero conscientemente, de manera que podamos aprender de los demás a través de sus experiencias y sabiduría, además, escuchar, más que hablar, nos ayuda a convertirnos en seres más empáticos que se preocupan y ocupan desinteresadamente por los demás.

Cambiar el enfoque: Si consideramos que nuestra esencia espiritual es que somos seres de luz, entonces nos será más difícil identificarnos con las actitudes o acciones negativas de los demás. Es más fácil ser bueno si consideramos que las demás personas también lo son; por lo que cambiar el enfoque hacia lo positivo es una de las claves de la bondad.

“Aplicando estos consejos poco a poco en tu rutina te darás cuenta cómo tu interés por los demás crecerá, así como tu amor por quienes te rodean e incluso por aquellos a los que no. Salirnos de nosotros mismos de vez en cuando no sólo es saludable, sino que nos vuelve mejores personas. ¡Bendiciones!”, finaliza Panterita.

Sobre Panterita:

Sandra Elisa “Panterita” Roch es la fundadora de “SER By Panterita”, una plataforma de crecimiento personal y espiritual. Desde hace más de 10 años ha estudiado diferentes técnicas de manejo de energía, basadas en 4 pilares fundamentales: el cuerpo, la mente, la energía y las emociones. Lo que la ha llevado a prepararse y convertirse en Coach y Terapeuta holística. 

Redes sociales Panterita

Comenta