fbpx

El modelo argentino de Armani habla de la enfermedad que le fue detectada en México

amazon super 2

Este espectacular modelo de ojos verdes, 1,88 m de altura y pelo largo castaño, comenzó a trabajar en el mundo de la moda a sus 22 años. Poco después de haber finalizado sus estudios de periodista deportivo, se mudó a la ciudad de Milán y así comenzó su carrera internacional en el mundo de la moda.

Fotos: Priscilla Miranda

Desde sus inicios las mayores revistas del mundo peleaban por tener al argentino en sus portadas y producciones. Has visto a Cristian Grassi en revistas como GQ, Esquire, Cosmopolitan, Men’s Health, Elle, Glamour, Gentleman, Life&Style, Arena entre otras.

Grassi comenta acerca de los comienzos de su carrera “No tenía idea de cómo ponerme frente a cámara, ni sabía nada sobre el medio. Estaba bastante negado por el prejuicio que le tenía a la profesión”.

Cristian se consolidó en Europa y EE.UU. realizando trabajos para importantes marcas como Lee, Levis, Just For Men, Garnier, Trident, Land Rover, etc. Sin embargo, fue la Ciudad de México la que le hizo sentir más en casa y donde decidió asentarse desde 2010 hasta que recientemente se mudó a la ciudad de Los Ángeles.

En México, representado por la agencia New Icon Models una de las mejores agencias del país, Grassi trabajó allí para un sinfín de marcas, entre ellas Scappino, Liverpool, Palacio de Hierro y desfiló en Mercedes Benz Fashion Week.

Uno de los trabajos que recuerda con más cariño es la campaña que realizó junto a la top-model Nina Agdal para la marca Piz Buin, en las playas de Tulum. Pero el trabajo que nadie pudo olvidar fue la bella campaña que realizó para Armani. El argentino ha posado antes las cámaras de algunos de los más reconocidos fotógrafos de la moda como Ben Watts y Martín Traynord.

Cristian es en la actualidad la imagen de la marca Just For Men, para la que trabajó con el fotógrafo Ben Watts en Nueva York. Grassi siempre ha sentido fascinación por los sombreros, y en la actualidad es el embajador de la marca de sombreros Inti Spirit, fabricados en Tulum.

Pero su vida no solo es viajar por el mundo y pasarlo bien. En el año 2006 recibió su primer golpe. Su madre murió víctima de cáncer, y en el 2013, cuando su carrera estaba en pleno auge, esa misma enfermedad nuevamente invadió su vida. A sus 30 años de edad fue diagnosticado con cáncer en la glándula timo por el cual requirió 8 meses de tratamiento de quimioterapia y radioterapia.

En esa época vivía en la ciudad de México y luego de varios días de dolor en pecho acudió al médico y le encontraron el tumor en el timo. “En 2011 me diagnosticaron cáncer de Timo, tenía una masa de diez centímetros detrás del esternón. Se me cayó el mundo, cerré mi vida y volví a Rosario”.

La alimentación vegana, la práctica de yoga y la meditación fueron una parte fundamental para superar su batalla más dura. Hoy está más fuerte que nunca y asegura que esa etapa de su vida ya quedo atrás y esa experiencia vivida fue un gran maestro para su crecimiento espiritual. 

Cristian explica, “me mató el ego, fue un tema tabú durante mucho tiempo. Pero aprendí y hoy quiero ayudar”. Cuando le preguntamos cuál es su sueño respondió: “Construir un hotel boutique + holistic center en Tulum para retiros de yoga… Ya tengo el terreno jajajajaja”.

Comenta