El rascacielos más pro del mundo está en México

Reconocen a Torre Reforma, en la Ciudad de México, en el International Highrise Award 2018. Es la primera vez que un arquitecto mexicano recibe este reconocimiento.

El jurado del International Highrise Award 2018 decidió por unanimidad que el edificio Torre Reforma, del arquitecto mexicano Benjamín Romano, sea reconocido como el rascacielos más innovador del mundo.

Arquitecto Benjamín Romano

Entre más de 1,000 rascacielos construidos en el mundo entre 2016 y 2017, Deutsches Architekturmuseum (DAM) nominó a 36 proyectos destacados de 15 diferentes países. Un jurado internacional de expertos arquitectos, ingenieros estructurales y especialistas en desarrollo inmobiliario seleccionaron a los 5 finalistas. Entre los 36 proyectos nominados se encontraban obras de destacados arquitectos como Ateliers Jean Nouvel, Foster & Partners, Pelli Architects, Renzo Piano Building Worshop y Zaha Hadid Architects.

Torre Reforma es un proyecto de oficinas ubicado en el Paseo de la Reforma. Con 246 metros de altura, es actualmente el edificio más alto de la Ciudad de México.

El innovador diseño estructural del edificio responde a tres aspectos: las exigencias de seguridad en una ciudad con actividad sísmica, al rescate de la casona neogótica de 1929 sobre la cual cuelga literalmente el edificio y al reto de cumplir al 100% de la normatividad vigente.

“Este reconocimiento es especialmente valioso porque viene de mis colegas – arquitectos, ingenieros y desarrolladores–, quienes aprecian no sólo el edificio en sí, sino los retos financieros, estructurales, ambientales y normativos inherentes al proyecto. La mejor arquitectura es la que encuentra respuesta a estos retos. Es la que emana de las necesidades, el contexto y la realidad, y no sólo de la inspiración o el gusto estético de alguien”, expresó el arquitecto ganador, Benjamín Romano, al conocer la decisión del jurado.

El premio busca reconocer a arquitectos y desarrolladores cuyos edificios miden al menos 100 metros de altura y han sido completados en los últimos dos años.

Para tomar una decisión, la exhaustiva discusión del jurado consideró como un rascacielos contribuye con el tejido urbano y la comunidad. Entre los aspectos analizados se encuentran el concepto general, las cualidades esculturales, el concepto estructural, la mezcla de usos y el equilibrio

Comenta