Educación y discapacidad

Todos los niños deben ir a la escuela
POR FRANCISCA SAAVEDRA

La educación de la población desde temprana edad marca conductas y comportamientos sociales. TODOS los niños deben ir a la escuela.
Esto debiera ser obvio y normal, pero no. Sólo hay que ver que a muchos Niños con Discapacidad (NcD los siguen excluyendo o segregando.
Los NcD intelectual o psicosocial se ven severamente afectados, pues su discapacidad no se nota a simple vista, como son los niños considerados dentro del espectro AUTISTA, y son los más vulnerables, porque la segregación y la humillación es más cruel.
¿De qué hablo? De niños con autismo muy funcionales, pero que muchas personas creen que son niños malcriados, caprichudos o desobedientes pues ignoran las características de esta discapacidad y los corren de las escuelas.
No hay datos exactos sobre el número de niños que están en las escuelas “regulares”, pues los gobiernos dicen que el 83 por ciento de NcD van a escuelas, pero esto no es cierto.
La ONU dice que según estadísticas hay un alto porcentaje de inclusión, pero la realidad es que la inclusión es una palabra en documentos oficiales, es una tendencia o un método pedagógico, pero AÚN no es un derecho a pesar de que el artículo 24 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, dice que la educación es un DERECHO.
Para que la educación sea incluyente, algunas instituciones internacionales aseguran que SOLAMENTE se enviará a estos niños a una escuela de educación especial después de agotar todas las opciones. Los familiares lamentan que en la mayoría de los casos tienen que luchar por el derecho a la escolarización regular de sus hijos.
Nadie se opone a que existan escuelas de educación especial, pero debe ser el último recurso o en casos de discapacidad SEVERA. La SEP debe promover la orientación a los padres de familia, al personal docente de la escuela y a la sociedad en general para garantizar la verdadera inclusión.
Muchos padres exigen que sus hijos puedan ir a centros educativos regulares como cualquier otro niño, pero siguen encontrando discriminación, trabas, segregación e intentos de forzarlos a ir a escuelas especiales. La ONU llevó a cabo una investigación confidencial en algunos sistemas educativos en el mundo y concluyó que se viola el derecho a la educación de los NcD.
En México la SEP creo la Unidad de Educación Especial y Educación Inclusiva (UDEEI) que junto con las escuelas debe garantizar que todos los niños, sin importar sus condiciones y características físicas, psicológicas, sociales, culturales y económicas, ejerzan su derecho a la educación de calidad.
Esta UNIDAD atiende la promoción, protección y aseguramiento del pleno ejercicio de las libertades fundamentales de las personas en igualdad de oportunidades. Solo que en la práctica, el maestro de grupo, las autoridades escolares y algunos padres de familia se incomodan con la presencia de estos niños especiales y hacen todo lo posible por retirarlos de sus escuelas o los aíslan discriminándolos SIN INTEGRARLOS.

La Educación Inclusiva es básica para erradicar la desigualdad educativa y social, mejorar el aprendizaje y la cobertura. La inclusión y equidad educativa garantizan el acceso a una vida plena, el aprendizaje de calidad reduce las barreras que impiden el derecho de los niños a la Educación Básica, sobre todo de aquellos que se encuentran en situación educativa de mayor riesgo.
Las prioridades de la SEP son: fortalecimiento educativo, mejores instalaciones, equipos y materiales; desarrollo profesional docente; revisión de planes y programas; Equidad e Inclusión; vinculación entre educación y mercado laboral y ajuste administrativo.
La UDDEI tiene como fin acompañar a la educación que garantice la cobertura escolar básica, con auténtica inclusión educativa de calidad con TODOS LOS NIÑOS especialmente los grupos en situación vulnerable, como es el caso de los NcD.
Avanzar con firmeza y en colaboración con la escuela, respetar el derecho a la educación, la participación, la inclusión y el aprendizaje de TODOS niños, niñas y jóvenes, hará un mejor México.

Comenta