fbpx
two women in front of dry erase board

Violencia de género en instituciones educativas en México

Diversas formas de violencia se hacen presentes día con día en espacios “aparentemente libres de ella”, tal es el caso de los centros educativos, violencia que muchas veces ocurre  bajo el abrigo de las autoridades institucionales y el silencio de cómplices que muestran total apatía ante esta problemática que debería ser un tema de atención prioritaria a fin de garantizar espacios libres de violencia para la comunidad femenil.

Según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, a lo largo de su vida estudiantil el 25.3% de las mujeres mayores de 15 años han sufrido violencia en el ámbito escolar, en el que el tipo de violencia que ocurre con mayor frecuencia es la física (16.7%), seguida de la violencia sexual (10.9%) y violencia psicológica (10.4%).

Acciones que van desde relaciones de poder que ejercen algunos profesores hacia sus alumnas, acoso sexual, miradas lascivas, intimidaciones, tocamientos e insinuaciones, son tan solo algunos de los tipos de violencia de género presentes en los centros educativos, mismos que continuaron durante la pandemia derivada por el Covid-19, haciéndose presentes también en espacios virtuales.

En estas agresiones se manifiesta de manera explícita una arraigada cultura patriarcal, naturalizando estas prácticas sexistas que además también dan lugar a formas de discriminación, teniendo un efecto dañino en la vida estudiantil de miles de adolescentes y mujeres jóvenes en el país.

Generaciones cada vez más informadas 

Por fortuna, las nuevas generaciones tienen mayor conocimiento sobre qué es la violencia y sus manifestaciones gracias a que tienen acceso a la información, muchas veces apoyándose también de colectivas estudiantiles y feministas dedicadas a promover la defensa de sus derechos mediante foros abiertos que brindan atención y acompañamiento a las víctimas, a fin de que éstos sean reconocidos y respetados, garantizándoles una educación digna, y exigiendo a sus centros educativos contar con protocolos y herramientas de prevención y erradicación de la #ViolenciaInstitucional.

Sin embargo, ante la apatía de las autoridades y el hartazgo de la comunidad estudiantil para atender este fenómeno, han surgido mecanismos de denuncia como el #MeToo, o #AquíTambiénPasa, tendederos y protestas, en donde se expone a los abusadores al ojo público, haciendo uso de la organización y las redes sociales y dando a conocer nombres de profesores, compañeros y personal administrativo, así como diversas situaciones de violencia en las instituciones. #NiUnaMás

Para contrarrestar esta situación, más personal femenino ocupando puestos clave en rectorías e instituciones ayudaría a eliminarpactos de impunidad, ya que un verdadero cambio se logra cuando dejan de existir administrativos y docentes intocables que hagan uso de sus influencias, ya que esto provoca que muchas víctimas no denuncien por miedo a que existan represalias en su contra; de ahí la importancia de la sensibilización del tema, de una respuesta institucional contundente y un castigo ejemplar para los agresores.

Qué hacer si eres víctima de violencia de género en tu institución 

  • Es muy importante no guardar silencio y contárselo a alguien de  entera confianza, como amigos, familia o compañeros. Esto también es por seguridad y prevención, a fin de alertar a otras compañeras.
  • Identificar si la institución cuenta con protocolos para atender, prevenir y sancionar la violencia de género. Muchas escuelas públicas reciben fondos federales para estos fines. Si la nuestra es una de estas, la ley federal la obliga a contar con un procedimiento para hacer denuncias formales y brindar asesoría.
  • Buscar redes de apoyo, como Red No Estás Sola (REDNES), una red de colectivas feministas que luchan por espacios libres de violencias machistas.
  • Presentar una queja formal a un nivel alto administrativo o al consejo escolar, con la finalidad de tener un antecedente en caso de que no pare el hostigamiento o exista alguna amenaza en tu contra.

¿Qué es la violencia institucional?

La violencia institucional se define como aquellos actos u omisiones por parte de ciudadanos con calidad de servidores públicos que discriminen o tengan como finalidad obstaculizar o impedir el goce y ejercicio de los derechos fundamentales de las mujeres, así como su acceso al disfrute de las políticas públicas destinadas a prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia citados en el artículo 7 fracción VII de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre Violencia de la Ciudad de México, de acuerdo con la Secretaría de las Mujeres (SEMUJERES).

¿Qué necesito para iniciar mi queja y/o denuncia?

  • Nombre y apellidos, domicilio, e-mail y/o teléfono de la víctima.
  • Datos que permitan identificar a la autoridad responsable.
  • Relato detallado de los hechos.
people in couch
Photo by Trang Doan on Pexels.com

¿Dónde puedo denunciar?

Fiscalía de Investigación de Delitos cometidos por Servidores Públicos

  • Rio de la Loza, número 156, piso 7, Colonia Doctores, C.P. 06720, Alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Tel: 55-52-00-90-85 │ 55-52-00-90-68 │ 55-52-00-90-69

Atención Ciudadana

  • Calle Gral. Gabriel Hernández, número 56, Colonia Doctores, C.P. 06720, Alcaldía Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Tel: 55-52-00-90-00

Correo electrónico: gestión_fiscal@fgjcdmx.gob.mx

Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México

  • Avenida Universidad, número 1449, Colonia Axotla, C.P. 01030, Alcaldía Álvaro Obregón, Ciudad de México.

Correo electrónico: quejas@cdhdf.org.mx

Comenta

Mes del Orgullo 2022
Celebremos con orgullo, junt@s somos más fuertes

Explora nuestra selección de productos, arma tu kit para la marcha o celebra desde tu casa.