Millones y millones para la Navidad de diputados

Amazon super

sesion_diputados-5_6-e1467131766760-960x500

Parece chiste navideño. Este año se ha aprobado mucho en cuanto a dineros para la población y para los funcionarios. Claro, de manera muy desigual, como suele ocurrir en nuestro país.

El Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI) acordó de forma unánime aumentar 4.2% al salario mínimo para el 2016. Por lo que el salario básico será de 73.04 pesos diarios a partir de enero.

Mientras tanto, la Cámara de Diputados decidió que cada uno de sus 500 integrantes reciba 150 mil pesos adicionales al salario, aguinaldo y prestaciones. Así, se destinarán 75 millones de pesos para bonos y los legisladores se llevarán más de medio millón de pesos para su Navidad.

Hagamos cuentas:

Aguinaldo 140,504

Aguinaldo para atención ciudadana 38,363

Bono para aguinaldos a colaboradores 150,000

Apoyo al personal que coopera con el diputado en su distrito 29,152

Sueldo 73,817

Asistencia legislativa  45,786

Atención ciudadana 28,772

Apoyo en transporte 14,900

 

Total 521,290 

Si, parece insulto, y lo es.

Mientras el salario básico quedó en $73.04, los diputados se llevan $521,290.

Para que se den una idea, el tratamiento de un niño con cáncer, menor a 18 años puede llegar a costar cerca de 250,000 pesos. Sin embargo esta enfermedad es la principal causa de muerte entre menores de cinco a 14 años  porque no cuentan con los recursos para combatirla.

Hagamos cuentas nuevamente, si 500 legisladores van a recibir 521,290 pesos, da un total de $260,645,000, con lo que podrían atender a más de mil niños enfermos con lo que recibirán solamente en Navidad.

 

 

En fin, la bancada de Morena ya renunció a los 150,000 del bono y otros dicen que lo van a usar para comprarle pollos a los pobres o juguetes, el hecho es que si tenemos 260 millones de pesos para eso, deberíamos de tener mucho más para las prioridades del país, como la educación, la salud, la vivienda digna, la alimentación, la seguridad, y no solo las vacaciones de los funcionarios. Pero como siempre… Usted tiene la última palabra.

Comenta