Cuidar la casa común: la Madre Tierra

Amazon super

10 tips para cuidar nuestro planeta

Por Lorena Rivera

La Madre Tierra, ésta que nos arropa desde hace miles de millones de años, la que nos ofrece todas las maravillas de la creación, que ha visto y sentido la evolución de las especies, está enferma. Sí. Y lo más dramático es que la raza humana, la supuestamente más racional de todos los seres vivientes, la está enfermando… Nosotros la estamos matando lentamente.

Sin miramientos, envenenamos sus océanos, ríos, lagos y lagunas, como si éstos fueran grandes pozos para la basura; así vertemos cantidades inimaginables de basura, de plásticos. Es triste conocer noticias sobre ballenas u otros habitantes de los mares, que han muerto no por encallar en las playas, sino porque en sus estómagos hay montones y montones de plásticos.

No conformes con ello, tenemos la pesca indiscriminada, esa que tiene como único objetivo el lucro. Especies han desaparecido por la voracidad humana. Otras, están en peligro o grave riesgo de extinción.

Desde el principio de los tiempos explotamos sus recursos, esos que son finitos y nos los estamos acabando.

Hoy, empresas petroleras exploran y destruyen hábitats con tal de seguir extrayendo los hidrocarburos que yacen en las entrañas de la Tierra.

El Ártico es doblemente víctima de la ambición humana. Por un lado, está resintiendo los efectos del cambio climático provocado, justamente por la quema de combustibles fósiles; y por el otro, las petroleras y diversos intereses buscan yacimientos sin importar destruir ese de por sí frágil ecosistema en el que habitan especies animales que están en grave peligro de perderse. Se nos olvida que esa región funciona (ojalá no digamos pronto funcionaba) como el aire acondicionado del planeta. Pero el deshielo de lo que aún conocemos como hielos perpetuos es dramático.

Un dato estremecedor: 2015 ha sido considerado el año más caliente a nivel mundial y ello ocasiona que los fenómenos meteorológicos sean más extremos, amenazando a poblaciones y vida silvestre.

La deforestación es otra de las enfermedades provocadas por el hombre en aras del desarrollo, pero en detrimento de la flora y fauna de bosques y selvas. De acuerdo con la World Wildlife Fund, cada año se pierden entre 119 mil y 150 mil kilómetros cuadrados de bosque, que equivalen a 48 campos de futbol cada minuto.

Especies animales han desaparecido por esta causa y también por la caza furtiva. La WWF reporta que la tasa actual de extinción de fauna silvestre es de al menos 100-1000 veces mayor de lo que se tenía pensado.

Tenemos una obligación: ser sustentables, es decir, buscar el equilibrio para satisfacer nuestras necesidades sin comprometer el futuro de las siguientes generaciones.

TierraSomos más de siete mil millones de personas las que habitamos la Tierra y ésta ya no puede suministrar todos los recursos naturales que requerimos. ¿Dramático, no?

Debemos hacer conciencia ya que a cada uno de nosotros nos atañe velar por la casa común. Proteger flora y fauna. Preservar ecosistemas. Cambiar a energías limpias. Cuidar el agua como el recurso más preciado y necesario para la vida.

Y que mejor que empezar hoy que celebramos el Día Internacional de la Madre Tierra, fecha en la que se ratifica el Acuerdo de París. Transformar la manera en la que vivimos y consumimos hará la gran diferencia.

En nuestra cotidianidad los pequeños detalles cuentan. Aquí 10 puntos para empezar:

  • *Ceñirnos a la regla de las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar.
  • *Evitar las bolsas y botellas de plástico. Utilizar bolsas de tela para las compras en el supermercado. Usar botellas-termos de vidrio o materiales amables con el ambiente en vez de comprar agua envasada en plástico. Y ponerle fin al uso de los popotes.
  • *Evitar fugas de agua en el hogar y limitar su uso. Es el recurso más escaso que tenemos.
  • *Usar menos el automóvil. Movernos para las distancias cortas en bici o caminando; también, emplear más el transporte público.
  • *Desenchufar los aparatos eléctricos cuando no se utilicen.
  • *Denunciar y decirle no a la venta de especies animales exóticas.
  • *Plantar árboles y/o tener huertos en azoteas y balcones.
  • *No desperdiciar los alimentos.
  • *Separar la basura en orgánica e inorgánica.
  • *Enseñar a los niños a cuidar y respetar el ambiente.
  • Threats_image_(c)_Brent_Stirton_Getty_Images

Comenta