Combate los ácaros del polvo

Los ácaros del polvo, son pequeños monstruos carnívoros, demasiado pequeños para detectarse a simple vista, se alojan en alfombras, cortinas y ropa de cama. Sus heces pueden ser causa de alergias. Para privar a los ácaros de alimento que en su mayor parte consiste en células muertas desprendidas de nuestra piel, cubra su colchón, la base de éste y las almohadas con cubiertas fabricadas especialmente para repeler a los alérgenos. Las puedes encontrar en farmacias y en tiendas departamentales.

Aspire sus alfombras con regularidad.

Si está a su alcance, compre una aspiradora que use doble bolsa y un filtro HEPA
(filtro de aire de ultra baja penetración). Esas aspiradoras filtran incluso los alérgenos microscópicos. Si bajo sus alfombras tiene un bonito piso de madera o de baldosas, piense en la conveniencia de prescindir de las mismas.

Cambie las sabanas una vez por semana.

Cambie las sábanas una vez por semana y lávelas con en agua muy caliente (por lo menos a 60℃) para matar a los ácaros.

Ordene su casa

Ordene las cosas que tiene amontonadas, pues en ellas se acumula el polvo y se alojan los ácaros en ellas.

Un ´ultimo consejo es que si no tiene un deshumidificador estaría bien pensar en comprar uno. Mantener el aire seco en casa reduce  notablemente la población de ácaros del polvo, pues éstos mueren cuando el nivel de humedad desciende del 45 por ciento.

 

Comenta