Prepara en casa un delicioso Pan de Muerto

El pan de muerto es un pan mexicano es típico del Día de Muertos. Su origen se relaciona con la gastronomía de las fechas católicas de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos.

El pan de muerto es un pan ce forma circular, en el centro de la parte superior se representa un cráneo y cuatro brazos de huesos que se llaman canillas que representan huesos. Conforme ha pasado el tiempo el pan de muerto mostró diferentes formas de preparación. Por ejemplo, en centro de México, las panaderías utilizan pan sencillo espolvoreado con azúcar, pero en Michoacán se elabora con “pan de hule”, que es de color moreno brilloso, forma redonda y tienen dedicatoria a un difunto.

El pan de muerto de los valles de Oaxaca es un gran pan de yema al que se le ha incrustado una figura de alfeñique que representa al ánima a quien se dedicó el pan; en la sierra sur y costa de Oaxaca el pan de muerto tiene figura humana que puede llevar incrustado la figura de alfeñique.

El Pan de Muerto mexicano es una representación de las tradiciones prehispánicas que tuvo su origen con la finalidad de evitar los sacrificios humanos y hoy es una deliciosa costumbre.

En regiones de España hay postres similares de esas fechas, como los huesos de santo.

¿Estás listo para preparar tu Pan de Muerto?

Ingredientes:

  • 3 1/3 tazas de harina de trigo
  • 1/2 taza de margarina
  • 3 huevos
  • 1 1/4 de tazas de azúcar
  • 2 cucharadas de ralladura de cáscara de naranja
  • 2 sobres de levadura
  • 7 yemas de huevo
  • 120 gramos de manteca vegetal
  • 1/4 de cucharada de sal
  • 2 cucharadas de té de anís (preparado)
  • 4 cucharadas de tè de azahar (preparado)
  • 1/2 taza de agua

Elaboración:

Calentar el agua. Mezclar dos cucharadas de harina, una cucharada de azúcar y la levadura. agregar el agua tibia y agitar con una cuchara. Reservar. En tu mesa de trabajo formar una fuente con el resto de la harina cernida (aparta 2 cucharadas). En medio de la fuente agregar una taza azúcar, la ralladura de naranja, la sal, la manteca y la margarina (reserva 15 gramos).

Con la mano, integrar poco a poco los ingredientes, luego incorporar el té de anís y el té de azahar, los huevos y las yemas, revolver hasta obtener una maza manejable; luego darle unos ligeros azotes durante unos minutos. Agregar el preparado de la levadura, continuar amasando hasta que ya no se pague en las manos y en la mesa de trabajo.

Coloca la masa en un tazón de vidrio preferentemente y tapa con plástico, dejar reposar en un lugar tibio hasta que duplique su tamaño. Amasa la preparación un poco para retirar el exceso de aire y separa un poco de la masa para decorar el pan, forma una bola con el resto de la masa y colócala en una charola previamente engrasada con manteca.

Agregar a la masa que se reservo para decorar las cucharadas de harina que guardamos y amasar un poco. Haz una bolita para poner en el centro de la masa y para los huesitos hacer tiras largas y presionarlas ligeramente con los dedos separados para darles forma.

Con un poco de agua y con una brocha, pega los huesitos y la bolita del centro, dejar reposar el pan hasta que duplique nuevamente su tamaño (aproximadamente 45 minutos).

En tu horno previamente calentado, hornear durante 15 minutos a 200 grados y después disminuir la temperatura hasta 170 grados por 20 minutos mas, o hasta que el pan este dorado, una vez que este listo sacar del horno. Por último calienta la margarina que reservamos y con la brocha barnizar todo el pan, espolvorear con azúcar restante.

¡Disfruta con un delicioso chocolate caliente!

Cuéntanos como te quedo en los comentarios.

Comenta