Neuroprótesis da esperanza a tetrapléjicos

Amazon super

Por Francisca Saavedra

Levantar la tasa para beber café, sentir comezón y rascarse la nariz o comer tu platillo favorito,  es algo facilito ¿verdad? Para usted y para mi tal vez, pero para un tetrapléjico lograr mover el brazo y la mano con neuroprótesis es un verdadero milagro.

Un estadunidense que quedó tetrapléjico hace 10 años en un accidente puede volver a usar su brazo y su mano derecha para beber y comer, gracias a una nueva neuroprótesis considerado un avance médico por los investigadores. Este nuevo logro médico aplica dos dispositivos sobre la cabeza y casi 200 microelectrodos implantados en el cerebro, llevan las señales que envía la materia gris a los músculos.

La investigación realizada en Estados Unidos, depende de un dispositivo que sortea la lesión de la columna vertebral, utilizando hilos, electrodos y programas informáticos para reconectar el cerebro con los músculos del brazo paralizado.

Es la primera vez que una persona afectada por una parálisis total, usa su mente para mover el brazo y la mano y efectúa movimientos funcionales.

El receptor, de 56 años, tetrapléjico, con una lesión a la altura de la cuarta vértebra cervical, tiene los 2 dispositivos sobre la cabeza y 192 microelectrodos implantados quirúrgicamente en el cerebro. Estos microelectrodos registran las señales que el cerebro envía cuando quiere mover el brazo o la mano.

Con este dispositivo, los músculos reciben instrucciones mediante 36 electrodos implantados en el brazo y antebrazo. Esto le permite utilizar la extremidad para beber café, rascarse la nariz o tomar los alimentos del plato.

Como en otros experimentos de este tipo, el paciente tiene que mirar su brazo para conocer su posición. Con la parálisis, no sabe, dónde están sus miembros.

Para alguien que está lesionado desde hace varios años y que no podía moverse, ser capaz de hacerlo, aunque sea muy poco, es un gran logro.

Este estudio es verdaderamente novedoso, es la primera vez que una persona ejecuta movimientos funcionales, multiarticulaciones (mano, codo, hombro) con un miembro paralizado, gracias a una neuroprótesis motriz.

Por el momento este tratamiento no está listo para aplicarse fuera del laboratorio, sigue en etapa experimental. Sin la conexión cerebro-máquina, el paciente no podría efectuar movimientos útiles.

Los movimientos son lentos y aproximativos, hay que salvar múltiples obstáculos de la neuroprótesis, como la miniaturización de dispositivos, que deberán ser los suficientemente adecuados y sólidos para poder aplicarlos al mayor número de usuarios.

Los científicos e investigadores dicen que se trata de un experimento apasionante y pronostican un futuro brillante a las neuroprótesis en el mundo de la parálisis, este sistema tendrá que mejorar si se quiere aplicar en el día a día, principalmente respecto a la duración y la potencia de los implantes cerebrales, así como la posibilidad de eliminar los hilos para conseguir, al final, un sistema completamente implantable sin hilos ni dispositivos exteriores.

Comenta