Las imágenes del odio y el racismo

Amazon super

Esta es la historia de una imagen que dio la vuelta al mundo, un día tres de marzo de 1991. Hoy hace 26 años…

Por Rafael Gálvez

La secuencia fue grabada por un vecino, desde un piso alto. Se ve a un chofer de trailer perseguido por la policía. El vehículo se había pasado varios semáforos en rojo aun cuando recibió la orden de detenerse con señales de luces y sirenas. Se detuvo finalmente cuando llegó al distrito de Lake View Terrace,  la policía dijo entonces que el hombre se resistió al arresto y las imágenes muestran como le dan una intensa y despiadada golpiza.

Cuando la secuencia de imágenes da la vuelta al mundo todos, quienes la ven, tienen en mente un nombre: Rodney King, el afroamericano que fue objeto de la salvaje golpiza por parte de las llamadas fuerzas del orden. Se supo, que él, era un delincuente, en libertad condicional por robo y la policía todavía se atrevió a decir que Rodney King intentó tomar el arma de uno de los agentes, pero eso de que se resistió al arresto y de que intentó tomar el arma de un policía, esos dos argumentos, nunca se ven, no aparecen nunca en el video del aficionado, tomado de principio a fin.

Por eso, días después, cuando un jurado absuelve a los policías, la comunidad sale a las calles enardecida y la noche del 29 de abril inicia una serie de desórdenes, los más grandes que haya vivido la ciudad de los Ángeles. Multitudes de jóvenes quemaron y asaltaron comercios, levantaron barricadas, y el gobierno se tuvo que ver obligado de sacar a las calles a la Guardia Nacional para contener el descontento, la profunda irritación social.

Al final de varios días de saqueos y enfrentamientos con la policía, hubo 60 muertos y dos mil heridos;  se registraron tres mil 600 incendios que destruyeron cien tiendas, restaurantes, bares e incluso bancos. Algunas noches hubo llamadas telefónicas a los bomberos cada minuto durante más de doce horas.

Del 29 de abril al lunes cuatro de mayo, hubo diez mil personas arrestadas: 42 por ciento afroamericanos, 44 por ciento hispanos, 9 por ciento blancos y dos por ciento chinos o coreanos. Las compañías aseguradoras pagaron daños por mil millones de dólares…

Poco más de un año después, a las siete de la mañana del sábado 17 de abril de 1993, luego de uno de los procesos más seguidos por la prensa, otro jurado, tras siete días de deliberaciones, volvió a revisar el caso y al final, condenó a dos de los policías, y absolvió a los otros dos. La Guardia Nacional y el cuerpo de marines, ya estaba apostada en las calles de varios barrios, y ya no hubo desórdenes; pero, los peores disturbios raciales en los Ángeles habían mostrado al mundo, las consecuencias de las altas cifras del desempleo y la marginación, la brutalidad y discriminación de la policía contra las minorías y sobre todo, el poder de manifestar su resentimiento de las grandes pandillas de los barrios bajos de la ciudad de los Ángeles.

Hoy, a 26 años de aquel video que dio la vuelta al mundo y que el injusto y arbitrario veredicto de un jurado encendió el descontento social y racial,  recordamos estas imágenes y este nombre: Rodney King.

Por lo demás Rodney murió 21 años después, el 17 de junio de 2012. Fue hallado muerto en su piscina, ahogado, pero, dicen, no hubo participación de terceros.

 

Comenta