fbpx

Escuelas particulares, obligados a devolver 100% de las colegiaturas

Las recomendaciones de Profeco

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha recibido y atendido 307 quejas de enero a la fecha, de padres de familia que tienen a sus hijos en escuelas particulares.

El reclamo de los padres de familias a los colegios se debe al aumento en las inscripciones o colegiaturas, condicionar el pago para la realización de exámenes, no cumplir con las horas clase, cobrar uniforme, útiles, transporte y hasta del campamento, a pesar de que la pandemia por covid-19 impide tomar clases regulares.

Los padres han manifestado que algunas escuelas particulares no quieren aplicar descuentos, a pesar de que sus planes de estudio no cumplen con las exigencias de la enseñanza en línea. Consideran que no pueden cobrar lo mismo por la educación que se dará a distancia y porque en muchos casos, los padres hacen la labor de los docentes.

Para la Profeco, si los padres de familia deciden cambiar a sus hijos de escuela, los colegios están obligados a regresar el pago de reinscripción, siempre y cuando se haya pagado por adelantado.

De las 307 quejas, 17 se presentaron en el mes julio y tienen que ver con inscripciones y reinscripciones, principalmente en la Ciudad de México, Guanajuato, San Luis Potosí y Jalisco. De esas 17 (los padres de familia) quieren que las escuelas les regresen la inscripción porque ya no van a seguir en ese colegio, “y los colegios están obligados a devolver 100% de la inscripción o reinscripción, según sea el caso, cuando así lo soliciten los padres”, dijo Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Profeco.

FUENTE: PROFECO

Entrevistado por Laura Toribio, de Excélsior, Sheffield Padilla detalló que 41 quejas corresponden a primaria, 16 a secundaria, 82 a educación media superior y 168 a superior. Los motivos más recurrentes son la negativa a la devolución del depósito, a la rescisión, al incumpliendo de plazos o temas que tienen que ver con los descuentos.

Recomendaciones:

Profeco sugiere a los padres de familia analizar, en el caso de la educación privada, a su proveedor; es decir, se le invita a compararlos con proveedores de educación a distancia o educación virtual que trabajan de esta manera en el país desde hace más de una década.

Hace un llamado a padres de familia e instituciones educativas a conciliar pagos de colegiaturas e inscripciones, de acuerdo con el esquema que cada escuela impartirá.

Indica que la contraprestación económica debe ser proporcional a la calidad y naturaleza de la enseñanza recibida, a la diversidad de los servicios y a las instalaciones y recursos académicos que las escuelas particulares utilizan para el cumplimiento de su objeto.

Comenta