Emilia Clarke enfrentó dos aneurismas cerebrales mientras rodaba Game of Thrones

En un ensayo publicado por The New Yorker, la actriz que da vida a Daenerys Targaryen en ‘Game of Thrones’ habló sobre cómo tuvo que lidiar con dos aneurismas cerebrales que por poco provocan que deje el show. “Justo cuando mis sueños de niñez parecían haberse hecho realidad, estuve a punto de perder mi cabeza y después, mi vida”, dice Clarke en el ensayo.

En una carta abierta en The New Yorker, Emilia Clarke ha hablado por primera vez de sus problemas de salud.

Durante el primer día de rodaje de la segunda temporada en el set de Dubrovnik, no paraba de repetirme: ‘Estoy bien, estoy en mis veinte, estoy bien’. Me lancé al trabajo. Pero después de ese primer día de rodaje, difícilmente conseguí llegar al hotel antes de colapsar de agotamiento. En el set no perdí el ritmo un segundo, pero fue muy difícil. La segunda temporada es la peor. No sé lo que estaba haciendo Daenerys. Si soy completamente sincera, durante cada minuto de cada día pensaba que iba a morir, dijo Emilia.

Cuando fue al médico descubrió que tenía una aneurisma y debía someterse a cirugía cerebral de inmediato. Poco después los médicos descubrieron que tenía una segunda aneurisma pero que por el momento no podían hacer nada. 

Por suerte, Clarke asegura que esa mala época ha quedado atrás y que ahora está al 100%. También ha lanzado una organización benéfica llamada SameYou para proveer tratamiento a pacientes que se estén recuperando de lesiones y derrames cerebrales.

Comenta