Después de enfrentamientos, liberan a Ovidio Guzmán hijo de “El Chapo” para “pacificar” a Culiacán

Amazon super

Culiacán arde. En la ciudad mexicana se reportaron múltiples balaceras.

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, confirmó la detención de Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, hecho que desató una violenta respuesta del crimen organizado. 

Terrible lo que se vivió en el centro de Culiacán. Madres de familia, trabajadores, incluso una niña es tomada en brazos para escapar de las ráfagas de balas que cruzaba el crimen organizado en su enfrentamiento con los militares.

Pistoleros lanzaron una oleada violenta de bloqueos y balaceras en la ciudad, entre rumores de la captura de uno de los hijos del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera.

Los bloqueos se extendieron a las salidas de la ciudad, que quedó prácticamente cercada con gente resguardada en sus lugares de trabajo y en sus casas, y la actividad comercial suspendida.

Las balaceras han generado mucho temor entre la población, transeúntes se vieron obligados a correr y refugiarse en casas o comercios, mientras que otros conductores abandonaron sus automóviles en calles y avenidas para resguardarse de los disparos.

Los militares se ven obligados a humillarse ante los sicarios. 

“Mañana, mañana hablamos”, dijo el mandatario al salir de la terminal aérea de Oaxaca.

Mientras las fuerzas armadas defendían a Sinaloa que está tomado por la delincuencia. El presidente y comandante en jefe estaba incomunicado y sin poder tomar decisiones. Muy ocupado dándose su acostumbrado baño de pueblo en un avión comercial.

Comenta