Cupido 2.0

Amazon super

 

La empresa The Competitive Intelligence Unit indicó que 27% de los matrimonios en 2013 se dio entre parejas que se conocieron a través de la red.

 

 

Conforme la tecnología avanza, nuestra manera de relacionarnos con el mundo cambia. Actualmente, Internet se encuentra presente en casi todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, y en nuestro país, su uso incrementa. Datos de la empresa The Competitive Intelligence Unit (CIU), mostraron que en México, en 2016, 83% de los usuarios de internet contaba con una aplicación móvil para conocer gente, y 22% se había enamorado de alguien a través de internet.

Normalmente, el proceso que siguen las parejas que se conocen en la web cumple con los siguientes pasos: 1) ambos participantes se envían mensajes de texto; 2) cuando existe más confianza se envían fotografías para conocerse físicamente; 3) comienzan a realizar videollamadas para hacer más personales los encuentros, en los que, incluso, llegan a tener cibersexo; 4) llega el momento del encuentro en persona.

Quienes han pasado por este proceso, afirman que es más fácil acercarse a una persona desconocida a través de internet, pues el enamoramiento no se da por la apariencia física, sino por las actitudes que la persona muestra. Pero cuando llega el momento del encuentro físico, el acercamiento se vuelve aún más difícil, pues no se sabe si la otra persona es realmente quien dice ser, o si se trata de alguien peligroso.

 

 

Relación presencial VS relación virtual

 

Las opiniones de los investigadores ante esta disyuntiva son diversas. Unos afirman que todos los elementos de una relación interpersonal y una relación de pareja: intimidad, pasión, compromiso, satisfacción y, hasta discusiones, también pueden darse en una relación en línea.

En contraposición, otros expertos afirman que en la comunicación por internet no existe lenguaje corporal ni entonación, lo cual impide la expresión de las emociones, un elemento esencial para las relaciones interpersonales. Incluso si la tecnología ofrece elementos para suplir estas carencias, como emoticons, mensajes de voz, fotografías o videollamadas, nada de esto reemplaza el acercamiento físico, otro elemento indispensable para una relación, especialmente de pareja.

 

 

Riesgos

Recordemos que el intercambio en redes sociales y otras plataformas en línea nos permite crear una versión de nosotros mismos que no necesariamente coincide con la realidad. De esta manera, tenemos acceso a un cierto anonimato, donde si lo deseamos podemos ocultar nuestra apariencia, el sonido de nuestra voz, nuestro lugar de origen, e incluso, nuestro sexo.

Otro punto a considerar es lo que propone el estudio “Autoestima y relaciones interpersonales en sujetos adictos a internet” donde se encontró que la adicción a internet se asocia a personas con baja autoestima y mayor tendencia a la depresión; cuestión a considerar en personas que solamente se sienten capaces de conseguir una pareja a través de este medio.

De acuerdo con esto último, los expertos de Voz Pro Salud Mental Ciudad de México (VPSM CDMX) consideran que, si bien Internet puede ser un medio para conocer gente con la que no nos encontraríamos de otra manera, y puede ser el inicio de algo, las relaciones presenciales son imprescindibles para lograr plenitud interpersonal.

VPSM CDMX ofrece cursos de psicoeducación para pacientes psiquiátricos y sus familiares: vozpsm@hotmail.com.

 

 

 

Comenta