fbpx

SIDA, principal causa de muerte entre los adolescentes

amazon super 2

En 2015 costó las vidas de 41,000 niños de 10 a 19 años: UNICEF.

Un nuevo informe publicado hoy por UNICEF indica que las nuevas infecciones por el VIH entre los adolescentes podrían aumentar anualmente de 250,000 en 2015 a casi 400,000 en 2030, si se estancan los progresos para llegar a este grupo de edad.

“Cada dos minutos, otro adolescente –lo más probable, una niña– contraerá el VIH. Si queremos poner fin al SIDA, necesitamos recuperar el sentimiento de urgencia que esta cuestión merece, y redoblar nuestros esfuerzos para llegar a cada niño y cada adolescente”. dijo el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

El SIDA continúa siendo una de las principales causas de muerte entre los adolescentes; en 2015 costó las vidas de 41,000 niños de 10 a 19 años, según el séptimo inventario de la situación sobre los niños y el sida For Every Child: End AIDS, publicado por UNICEF.

Entre las estrategias que propone el informe para acelerar los progresos en la prevención del VIH entre los adolescentes y el tratamiento de las personas ya infectadas, están las siguientes:

  • Invertir en innovación, incluidas las soluciones locales.
  • Reforzar la recolección de datos.
  • Poner fin a la discriminación de género, incluidas la violencia de género y la lucha contra el estigma.
  • Priorizar los esfuerzos para abordar las vulnerabilidades de los adolescentes, proporcionándoles actividades combinadas de prevención como la profilaxis antes de la exposición, transferencias en efectivo y una educación sexual integral.

A nivel mundial había cerca de 2 millones de adolescentes de 10 a 19 años que vivían con el VIH en 2015. En África subsahariana, la región más afectada por el VIH, las niñas representaron tres de cada cuatro nuevos casos de infecciones entre los adolescentes de 15 a 19 años.

On 10 November 2016 in Malawi, Health Worker Michael Bulla inserts a cartridge, containing a blood sample, into rapid HIV diagnostic equipment at the Ntaja Health Centre, in Machinga District. Early infant diagnosis is integrated into the maternal and child care programme. Every day, about eight women living with HIV travel long distances with their babies to the health centre, for diagnosis, treatment and care. Early diagnosis in the first weeks of life and immediate initiation of treatment is especially critical as HIV advances to AIDS very quickly in infancy. UNICEF is supporting government interventions to improve survival rates for babies in Malawi, including innovative rapid technology to determine children’s HIV status. A project in partnership with UNITAID and the Clinton Health Access Initiative aims to expand access to HIV diagnostics in the country at the point of care.
On 10 November 2016 in Malawi, Health Worker Michael Bulla inserts a cartridge, containing a blood sample, into rapid HIV diagnostic equipment at the Ntaja Health Centre, in Machinga District. Early infant diagnosis is integrated into the maternal and child care programme. Every day, about eight women living with HIV travel long distances with their babies to the health centre, for diagnosis, treatment and care. Early diagnosis in the first weeks of life and immediate initiation of treatment is especially critical as HIV advances to AIDS very quickly in infancy.
UNICEF is supporting government interventions to improve survival rates for babies in Malawi, including innovative rapid technology to determine children’s HIV status. A project in partnership with UNITAID and the Clinton Health Access Initiative aims to expand access to HIV diagnostics in the country at the point of care.

Otras conclusiones del informe incluyen:

  • Se han logrado notables progresos en la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo. En todo el mundo se evitaron 1,6 millones de nuevas infecciones entre los niños entre 2000 y 2015.
  • 1,1 millones de niños, adolescentes y mujeres contrajeron el virus en 2015.
  • Los niños de 0 a 4 años que viven con el VIH corren el mayor riesgo de morir por causas relacionadas con el SIDA, en comparación con los otros grupos de edad, y a menudo su diagnóstico y tratamiento llega demasiado tarde.
  • Sólo la mitad de los bebés nacidos de madres que viven con el VIH son sometidos a una prueba de VIH en sus dos primeros meses, y la edad promedio en que comienza el tratamiento entre los niños que han contraído verticalmente el VIH en África subsahariana es de 4 años.
  • A pesar de los avances para evitar nuevas infecciones y reducir las muertes, el financiamiento para la respuesta al sida ha disminuido desde 2014, dijo UNICEF.

Comenta