fbpx
fried egg beside bread platter

Consejos para llevar tu brunch al siguiente nivel

Amazon super

Desde hace unos años el brunch llegó para quedarse, y los millenials lo han convertido en un popular evento social. Muchos países, incluido México, han adoptado esta singular mezcla de desayuno y almuerzo como un gran momento para socializar con la familia y amigos, especialmente en fines de semana. Aunque existen varios lugares increíbles para disfrutar el brunch, organizar y preparar uno en casa es igual de especial.  

Descubrir nuevos ingredientes mientras disfrutas de un delicioso brunch casero puede hacer que tu experiencia sea aún mejor. Hay un montón de opciones deliciosas y sencillas que puedes probar. Lo más importante es que cuentes con ingredientes seguros y con sabores de la mejor calidad en tu mesa. Una opción es explorar los alimentos y bebidas que la Unión Europea (UE) tiene para ofrecer. 

Aquí encontrarás algunas ideas que combinan a la perfección algunos desayunos mexicanos típicos con ingredientes europeos para crear un brunch verdaderamente inolvidable. 

Fruta y yogurt griego: una combinación clásica de sabores

La fruta es un básico del desayuno, ¡por lo que no puede faltar para abrir el apetito durante el brunch! Las frutas son muy versátiles, se pueden consumir de mil maneras, ya sea en su forma natural, cocidas, horneadas o incluso como una deliciosa jalea o mermelada. Encuentra un poco de inspiración en el Sirop de Liège, una popular jalea belga hecha de peras, chabacanos, manzanas, dátiles y ciruelas pasa frescas. Esta mezcla de frutas es una increíble fuente de sabor y vitaminas, gracias al fresco clima de Bélgica, óptimo para el cultivo de estos manjares naturalmente llenos de sabor. Asimismo, la UE cuenta con limitantes al uso de pesticidas en los cultivos con el fin de proteger a los consumidores.

Cualquiera que sea tu selección de frutas y mermeladas favoritas, puedes acompañarlas con yogurt griego. Este tipo de yogurt, llamado straggisto en su idioma original, ha existido desde la era de los grandes mitos. Ya sea salado o dulce, el yogurt griego está hecho a partir de la leche de oveja y puede acompañar un rico coctel de frutas para lograr combinaciones maravillosas que resultarán extra especiales gracias a su cremosa textura. Y aquí viene lo mejor: es perfecto para tu salud y sistema inmunológico. Durante la etapa de fermentación del yogur se forman ciertas bacterias benéficas que previenen la presencia de otras. Este proceso es perfectamente seguro, como todos los productos lácteos de la UE. Como resultado, el yogur dura naturalmente más tiempo y mejora la salud intestinal.


Si lo prefieres, también puedes licuar un poco de yogurt griego con un poco de papaya, guayaba, mango o mamey tendrás exquisitos smoothies perfectos para un brunch mítico. 

Pan y mantequilla: una combinación sencilla pero deliciosa

A todos nos gusta disfrutar de un poco de mantequilla sobre una rebanada de nuestro pan favorito. La mantequilla europea es reconocida por su cremor, ligereza y sutil sabor. La beurre Charentes-Poitou es una de las mantequillas más populares de Europa y cuenta con denominación de origen protegida (DOP), que significa que cada parte del proceso de elaboración, producción y preparación se llevó a cabo en un lugar específico, en este caso en Charente, Francia. Esta mantequilla es famosa por su especial aroma y es elaborada a partir de crema pasteurizada, lo cual le da la consistencia perfecta para untarla sobre tu pan favorito. Su suave textura y sabor único la hacen la opción ideal para disfrutar de un brunch mexicano con clásico pan dulce como conchas, cuernitos y muchos más.

Una refrescante bebida para la temporada de calor

Otra forma de llevar tu brunch al siguiente nivel es con una michelada. Esta refrescante bebida puede usar muchos tipos de cerveza como base. Te sugerimos probar con una Pilsner. Este tipo de cerveza es considerado uno de los estilos más recientes de la historia cervecera moderna. Esta auténtica bebida de origen checo se elabora a partir de una selección de maltas Moravian Pilsen. Su color claro y su nivel de alcohol medio (de 3 a 5 %) la hacen una excelente opción para brunchear. Disfrútala helada en un vaso o tarro escarchado con sal, limón recién exprimido e incluso un poquito de chile piquín.

Si de verdad quieres llevar tu brunch a nuevos horizontes dándole un toque de realeza, por qué no te das un gusto con unas ricas mimosas, el icónico coctel preparado con champaña y jugo de naranja fresco. Las deliciosas burbujas provenientes de la región de Champagne, Francia, son sinónimo de ocasiones especiales. La coronación del primer rey de Francia, Clovis, sucedió justo ahí y se celebró, por supuesto, con champaña.

clear drinking glasses on table
Photo by cottonbro on Pexels.com

La costumbre europea de festejar eventos jubilosos como bautizos, buenas noticias o victorias deportivas con champaña sigue presente hasta nuestros días y se ha diseminado por todo el mundo. El método de elaboración, originalmente realizado por monjes, quienes lo transmitieron a experimentados viticultores, aún consiste en transformar el específico y único sabor de las uvas de la región de Champagne en un delicioso vino efervescente que resulta de la fermentación en la botella. Este antiguo método natural conocido como méthode champenoise está estrictamente regulado y consta de la previa preparación del vino en un sitio aparte de donde se elaboran otro tipo de vinos.

Así que ya sabes, ¡convierte tu brunch en una ocasión para celebrar! Una mimosa puede alegrar incluso un día nublado.

Si te gustaría conocer más sobre los productos europeos y obtener ideas de cómo incluirlos en recetas de brunch locales, te invitamos a visitar bocadosdeeuropa.mx o a seguirnos en Facebook e Instagram a través de nuestra cuenta@bocadosdeeuropa

Comenta