fbpx

¿Cómo proteger mi salud mental durante la contingencia?

amazon super 2

No es ningún secreto que nuestras rutinas han cambiado drásticamente, estar en confinamiento nos ha generado un desequilibrio mental, emocional y físico al estar pendientes de tareas del hogar, sin descuidar nuestras responsabilidades laborales. El estar trabajando desde casa, nos ha llevado a aflorar sentimientos variados como enojo, tristeza  y en casos severos de estrés puede incrementar la sensación de  ansiedad y angustia.

Es claro que trabajar de manera remota ha aumentado las jornadas laborales de forma casi invisible, siendo uno de sus principales consecuencias, el estrés. Recordemos que éste, no sólo se limita a generar reacciones, sino también cambios fisiológicos y cognoscitivos. Algunos de estos pueden ser: limitación de recepción de información, disminución de la creatividad, motivación y concentración, dificultad en la toma de decisiones, además de fatiga mental y emocional. “Al encontrarnos en estados de estrés prolongados, el cerebro manda una señal de alerta a través de ciertas hormonas como la adrenalina, noradrenalina y cortisol, representando un costo energético bastante alto, generando un desgaste mental y físico”, comenta Tatiana Tommasi, psicóloga especialista en desempeño y CEO de Yolístico.

Aquí te dejamos algunos tips para cuidar de tu salud mental sin agobiarte, logrando controlar tu rendimiento diario de la mejor manera:

  • Realiza ejercicios de respiración profunda y aprende a respirar utilizando principalmente el diafragma. Te dejamos este link donde podrás practicar de la mano de Tatiana Tommasi. 
  • Aprende a observar tu mente y reconocer la forma en que funciona. De éste modo, cuando ésta se disperse en algo fuera del ahora, tráela de vuelta y mantenla enfocada.
  • Medita al menos diez minutos al día, puedes comenzar por practicar la respiración diafragmática, solamente observando cómo entra y sale el aire. Aquieta tus pensamientos y siente únicamente la respiración en tu cuerpo.
  • Cada hora toma descansos regulares de cinco a diez minutos. Es necesario ponerse de pie y hacer algunos estiramientos, relajaciones y caminar un poco. Esto ayudará a mejorar tu concentración cuando vuelvas al trabajo.
  • Beber mucha agua mantendrá hidratado tu cerebro. También puedes probar algunos tés como: Ginseng, Té Verde, Gingko Biloba, Spirulina y Milenrama.
  • Es indispensable descansar y dormir bien, pues cualquier trastorno de sueño es enemigo de una alta productividad.

Estos consejos serán de gran utilidad en cualquier faceta de tu vida. Aprovecha esta “nueva normalidad” para incorporar estos hábitos y mejorar tu rutina diaria. Te ayudarán a alcanzar tus metas sin importar el enfoque al que quieras aplicarlo, fomentando un nuevo estilo de vida, integral y saludable.

Comenta