fbpx

Cierre de escuelas impacta a 165 millones de estudiantes en AL

amazon super 2

Emergencia sanitaria ha dado lugar al cierre masivo de escuelas en 190 países

¿Cómo te fue con el primer día de la educación a distancia? ¿Te falló el internet? ¿No dabas con los canales de Tv para ubicar el grado de tu hijo? ¿Te tardaste horas en sintonizar los canales de televisión abierta? ¿La página de la SEP no respondía?

Y hay más preguntas: ¿Te preocupa cómo será la evaluación de tus hijos? Y si eres profesor ¿ya sabes cuáles son ahora las áreas de oportunidad para tu carrera como docente?

Todas estas preguntas se las hacen millones de padres de familia y docentes en el mundo porque no somos los únicos, la pandemia por Covid-19 nos afectó a todos, te comparto los datos recientes del informe “La educación en tiempos de la pandemia de COVID-19, de la CEPAL-UNESCO, dado a conocer el lunes 24 de agosto.

Esta emergencia sanitaria ha dado lugar al cierre masivo de las actividades presenciales de instituciones educativas en más de 190 países con el fin de evitar la propagación del virus y mitigar su impacto. A mediados de mayo de 2020 más de 1,200 millones de estudiantes de todos los niveles de enseñanza, en todo el mundo, habían dejado de tener clases presenciales en la escuela. De ellos, 165 millones eran estudiantes de América Latina y el Caribe.

Según la información recolectada por la UNESCO en los 33 países de América Latina y el Caribe hasta el 7 de julio de 2020, 32 suspendieron las clases. En Nicaragua no se han suspendido las clases.

Además de interrumpir las trayectorias educativas, el cierre de las escuelas afecta la alimentación y la nutrición de la población estudiantil, especialmente en los sectores más vulnerables. En el momento de elaboración de este documento (inicios de julio), se observa que 21 de los 33 países han mantenido los programas de alimentación escolar de diversas formas. La modalidad más utilizada (13 países) es la entrega de kits de alimentos para preparar en el hogar, seguida de la provisión de almuerzos (3 países) y, en menor medida, las transferencias monetarias y la entrega de vales para alimentos.

Adicionalmente, muchos estudiantes acceden a través de las escuelas a otros servicios que también se han visto interrumpidos como, por ejemplo, la entrega de anticonceptivos, servicios de salud mental o actividades recreativas.

En gran parte de los países (29 de los 33) se han establecido formas de continuidad de los estudios en diversas modalidades a distancia. Entre ellos, 26 países implementaron formas de aprendizaje por Internet y 24 establecieron estrategias de aprendizaje a distancia en modalidades fuera de línea, incluidos 22 países en que se ofrece aprendizaje a distancia en ambas modalidades (fuera de línea y en línea), 4 que cuentan con modalidades exclusivamente en línea y 2 con modalidades solo fuera de línea.

Entre las modalidades de aprendizaje a distancia en línea destaca el uso de plataformas virtuales de aprendizaje asincrónico, utilizadas en 18 países, en tanto que solo 4 países ofrecen clases en vivo (Bahamas, Costa Rica, Ecuador y Panamá). A su vez, entre las formas de aprendizaje a la distancia fuera de línea, 23 países realizan transmisiones de programas educativos por medios de comunicación tradicionales como la radio o la televisión.

Sólo 8 de los 33 países contemplan entre las medidas adoptadas para implementar las actividades de aprendizaje a distancia la entrega de dispositivos tecnológicos (Argentina, Chile, Colombia, El Salvador, Jamaica, Perú, San Vicente y las Granadinas y Uruguay). El Uruguay cuenta desde hace varios años con una política de Estado que incluye la entrega de dispositivos (computadoras portátiles o tabletas) a la población escolar (en el marco del Plan Ceibal).

Además, para llevar a cabo las actividades de aprendizaje a distancia, 14 países consideran entre sus estrategias la provisión de recursos para la capacitación de docentes, especialmente en lo referente a herramientas para el uso y manejo de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

Pocos países de la región cuentan con estrategias nacionales de educación por medios digitales con un modelo que aproveche las TIC. A ello se suma un acceso desigual a conexiones a Internet, que se traduce en una distribución desigual de los recursos y las estrategias, lo que afecta principalmente a sectores de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.

Nos enfrentaremos, como todos los países al reto de la evaluación de los estudiantes, a adecuar la currícula de los docentes, es decir, ahora habrá que enseñarles el uso de las nuevas tecnologías.

Así que tus hijos y tú no son los únicos que están adpatándose a la nueva realidad.

Puedes consultar el informe completo aquí:

https://www.cepal.org/es/publicaciones/45904-la-educacion-tiempos-la-pandemia-covid-19

Comenta