fbpx

7 excusas por las que no celebras San Valentín

amazon super 2

 

Una encuesta realizada por Tiendeo.mx con motivo del día de los enamorados, da cuenta de los pretextos más comunes para no festejar la fecha.

 

 

 

El estudio fue realizado a más de mil usuarios de de este servicio en México. Después de obtener los resultados, su expertos desmitifican los mitos más comunes sobre el día más romántico del año.

 

1.-Cada día puede ser San Valentín
Sí, pero a menudo pocos se acuerdan de ello. Mejor un día especial juntando todo el romanticismo-noñería-etc. del mundo mundial. Tranquilo, 65% de los mexicanos tiene previsto celebrar San Valentín. No vas a ser el único.

 

2.-Un poco de chocolate para salir del paso
Está muy rico, sí, pero parece ser que no tanto: ¿sabías que sólo 3% de los encuestados desearía recibir bombones para San Valentín? El deseo que gana por goleada es una cena o comida romántica (38%). A tomar nota se ha dicho.

 

3.-Tengo que ahorrar
Es importante. Importantísimo. Pero hay ofertas y oportunidades para todos los bolsillos, incluso algunas ideas que sólo necesitan algo de ingenio y habilidad en manualidades. El último estudio de Tiendeo.mx revela que los mexicanos se gastarán una media de $916 pesos para San Valentín.

 

4.-Mi pareja no espera nada ese día.
Error. Resulta que 84% de los encuestados sí espera recibir un regalo especial para San Valentín. ¿Por qué no intentar sorprender a tu pareja, entonces?

 

 

 

5.- San Valentín vs San Solterín
83% de los encuestados tiene pareja. ¡Qué viva el amor!

 

6.-No soy detallista
… pero tus neuronas viajan a la velocidad de la luz pensando ideas para regalar en una fecha como ésta. En concreto, un 95% de los participantes en el estudio ha afirmado que va a hacer un regalo a su pareja. Un poco detallista quizás sí lo eres.

 

7.-Siempre se regala lo mismo
Otro error. A raíz del estudio, te presentamos en primicia algunas de las ideas de regalo más originales-surrealistas: ¿qué es lo más curioso que regalarán ellos? ¿Y ellas? Boquiabiertos nos hemos quedado.

 

 

Comenta