¡Cuídate del sol estas vacaciones!

Disfruta de tus vacaciones cuidándote del sol. Habla con tu familia sobre los riesgos de las quemaduras solares y los daños de la radiación solar ultravioleta (UV), causantes de problemas en la piel.

Recuerda, son más propensos a las quemaduras solares los bebés, niños menores de 16 años, adultos mayores y las personas que tienen la piel blanca.

No sufras a causa del sol, disfruta tus vacaciones, siguiendo estos tips:

  1. Evita tomar el sol entre las 10:00 y 16:00 horas
  2. Si vas a estar en la alberca o en la playa, busca una palapa o algún lugar con sombra para descansar
  3. Utiliza lentes obscuros con buena protección UV
  4. Si vas a caminar o simplemente quieres disfrutar del paisaje, utiliza gorra o sombrero
  5. Usa ropa fresca, cómoda y en colores claros
  6. Aplica protector solar en la cara, manos y brazos, varias veces al día
  7. Realiza actividades físicas, cuando el calor sea menos intenso
  8. Toma mucho líquido, de preferencia agua simple embotellada o hervida

Si a pesar de las recomendaciones para cuidarse del sol, la piel está roja y caliente…

  1. Es necesario quitarse de los rayos de sol
  2. Cubrir la piel con tela de algodón húmeda, puede ser una toalla o camiseta
  3. Intentar sumergir la piel dañada en un baño frío con avena coloidal o bicarbonato de sodio para aliviar el dolor y tratar de eliminar algo de calor
  4. Aunque una ducha puede aliviar la piel, puedes administrar un analgésico, tomando en cuenta la dosis indicada
  5. Con las quemaduras se corre el riesgo de deshidratación, por lo que se recomienda tomar agua natural de manera constante
  6. Si tienes una loción de calamina o talco, puedes aplicarlo en la zona afectada, para ayudar a absorber el calor del área quemada
  7. Después de que la quemadura se haya enfriado un poco, aplica una crema hidratante que contenga aloe vera. La loción o crema con aloe vera no solo suaviza la piel quemada, sino que el aloe es un producto natural cicatrizante que reduce la hinchazón y el dolor. Para quemaduras muy dolorosas, compra una loción que contenga también un anestésico local, que calme la molestia del área quemada
  8. Evita cualquier remedio casero
  9. En la próxima visita que hagas al médico o pediatra, infórmale de la quemadura, es importante que el especialista se mantenga atento, ante cualquier lesión nueva o poco común de la piel

¡Disfruta de tus vacaciones!

Comenta