¿Cómo conducir en condiciones adversas?

Un piloto profesional de rallies se debe enfrentar a distintas condiciones climáticas durante una carrera como la lluvia, el granizo, la neblina o la nieve; además de diferentes tipos de terrenos como asfalto, terracería en las montañas y superficies deslizantes.

Pancho Name

Para transitar con mayor seguridad en las carreras, existen una serie de recomendaciones que nos permiten llegar a salvo a la meta. Éstas pueden ser utilizadas por los automovilistas para asegurar que su conducción bajo condiciones adversas sea estable y proteger a sus pasajeros.

Siempre hay que tomar en cuenta que manejar bajo lluvia, granizo o nieve aumenta las posibilidades de tener un accidente, por lo que la primera recomendación es evitarlo si es posible: demorar la salida o detenerse en un lugar seguro. De lo contrario, es importante reducir la velocidad, ya que, en estos casos, fácilmente se puede perder el control y aumentar la distancia de frenado.

La velocidad se deberá reducir gradualmente, dependiendo de la severidad de las condiciones climáticas. Para frenar correctamente y evitar que el vehículo se deslice, es necesario pisar el pedal suavemente, con pisadas cortas. La distancia entre automóviles deberá ser en promedio de tres a cinco segundos por detrás del auto frente a nosotros para evitar colisiones ya que la lluvia, el granizo y la nieve reducen la adherencia entre el neumático y el asfalto hasta en un 50%

Prender las luces, usar el defroster, evitar maniobras bruscas, asegurarse de que las gomas de los limpiaparabrisas y las llantas estén en óptimas condiciones, son otras consideraciones importantes para manejar de manera adecuada.

La neblina es otra condición climática que requiere seguir una serie de pasos para la protección de los pasajeros, ya que la visibilidad del conductor se ve comprometida. La distancia de seguridad y la disminución de la velocidad son dos factores importantes también, además de evitar rebasar sino se tiene la suficiente claridad para completar la maniobra sin peligro.

Los faros antiniebla son diseñados para que el haz de luz atraviese un poco más la niebla, iluminando mejor el carril. Gracias a que su ubicación y enfoque son más bajos que los faros regulares permiten lograr una mayor visibilidad.

Por último, el viento intenso también es una condición adversa que ocasiona accidentes sobre todo cuando se maneja en carreteras. El denominado Efecto Pantalla se produce cuando manejamos con un fuerte viento lateral y en un momento se interrumpe (al rebasar un camión) provocando desestabilización y cambios en la trayectoria del automóvil.

Para más consejos se seguridad, los invito a visitar el sitio web http://conductavialqualitas.net/

Comenta