fbpx

Efectos colaterales del matrimonio infantil

Por ley quedan prohibidos los matrimonios entre menores de 18 años

El Congreso aprobó por unanimidad de votos la reforma diversos artículos del Código Civil Federal, a fin de establecer los 18 años como edad mínima para contraer matrimonio y, con ello, prohibir el matrimonio infantil.

Este hecho se suma a la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que después de casi tres años de aplazar la discusión sobre el matrimonio infantil y adolescente, determinó que las uniones a edades tempranas ponen en riesgo el derecho de las niñas a la educación, salud, vida, libertad y autonomía.

El pasado 26 de marzo la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) falló que el matrimonio infantil es una práctica nociva para niñas, niños y adolescentes y reiteró que no deben existir excepciones a la edad mínima de 18 años para contraer matrimonio.

Consecuencias

Hay evidencias de que el matrimonio infantil propicia la deserción escolar, embarazo prematuro, mayor morbilidad y mortalidad materna, transmisión intergeneracional de la pobreza y limitaciones en las oportunidades a lo largo de sus vidas.

En México, la falta de acceso a la educación y la igualdad de oportunidades es una de las principales causas del matrimonio infantil.

En el 2015, por ejemplo, dos de cada cuatro mujeres menores de 15 años que contrajeron matrimonio contaban únicamente con educación primaria. En este sentido, es importante señalar que la maternidad a temprana edad incrementa las probabilidades de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto, y aumenta las tasas de mortalidad infantil.

Save the Children junto con organizaciones como la Red por los Derechos de la Infancia en México, World Visión y Adivac, han advertido que actualmente en México hay 6.8 millones de mujeres entre los 15 y 54 años que se unieron conyugalmente antes de los 18 años de edad, de acuerdo con datos de ONU Mujeres.

Para esta agrupación, desde hace décadas esta práctica ha significado la falta de acceso a derechos fundamentales como la educación, la protección, la igualdad y no discriminación, vida libre de violencia hacia las mujeres, interés superior de la niñez, y de forma lacerante ha truncado proyectos de vida.

Datos provenientes de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID 2014), señalan que en México el 23.75% de las mujeres de entre 15 y 54 años de edad contrajeron matrimonio antes de los 18 años.

En 2015, del total de matrimonios registrados de menores de 15 años, el 98.4% fueron de niñas y adolescentes mujeres.

De acuerdo con la ENADID, 3 de cada 4 adolescentes de 15 a 17 años que se casaron en el 2014 pertenecían a un estrato socio-económico bajo o medio bajo.

«El matrimonio y las uniones tempranas despojan a las niñas y adolescentes de su infancia», señaló Christian Skoog, Representante de UNICEF en México.  «Son una práctica nociva y una forma de violencia que vulnera sus derechos y les afecta en su salud, educación, integridad e incrementa la discriminación y la violencia contra ellas».

FOTO: TOMADA DEL TWITER DE ONU MUJERES MEXICO

Comenta