fbpx

Las propiedades del ajo

El ajo es de los alimentos más nutritivos que pueden existir. Los expertos han afirmado que ayuda a combatir el colesterol, es antiinflamatorio, favorece el sistema inmunitario, ayuda a los pulmones, reduce la presión sanguínea, evita resfriados, y es bueno incluso contra el cáncer. 

Foto: Pixabay

Tiene manganeso, vitamina B6, vitamina C, selenio, fibra,  calcio, cobre, potasio, fósforo, hierro y vitamina V1, proteínas e hidratos de carbono.

Sus virtudes se dan al consumirlo crudo. Cuando alcanza una temperatura superior a 45 grados muchos de sus beneficios  desaparecen.

El Instituto Nacional del Cáncer afirma que el ajo tiene potenciales propiedades anticancerígenas, aunque la recomendación es no consumir suplementos de ajo como prevención del cáncer, sino machacado o en finas láminas ya que sus principales virtudes terapéuticas provienen de la alicina, un componente que no está en el ajo, sino que sólo se libera cuando la aliína, un aminoácido azufrado que si está presente en él, entra en contacto con el oxígeno. 

Sus virtudes: 

Es un antibiótico natural. Se debe a la alicina, además puede ser efectivo contra numerosas bacterias gram-positivo y gram-negativo y bacterias ácido-corrosivas, entre ellas la salmonela y la escherichia-coli. Funciona como antivirus, y en investigaciones in vitro se ha establecido que tiene alguna actividad contra la gripe. 

Reduce el colesterol. En la mayoría de estudios se advierte que hay que consumir entre medio y un gramo de ajo al día, aunque entre más, mejor, sin embargo se ha constatado que a la larga deja de funcionar.

Presión sanguínea. Al parecer el sulfuro que contiene este vegetal estimula la producción de ácido nítrico en las venas, lo que relaja y mejora su elasticidad y permite un paso más fluido de la sangre. Según un estudio publicado por el Diario Europeo de Nutrición Clínica, los sujetos que lograron una significante reducción de la presión sanguínea habían tomado al menos medio ajo diario.

Contiene antioxidantes. El Journal of Nutrition de la Sociedad Americana de Nutrición, publicó que los extractos de ajo contienen antioxidantes que prevén enfermedades degenerativas. Aunque explican que eso se consigue con extractos de ajos frescos que se han envejecido durante un periodo no inferior a 20 meses. Por eso puede tener efectos paliativos en dolencias relacionadas con el envejecimiento, como la demencia y el Alzheimer. 

Comenta