fbpx

Esta artista devuelve la autoestima a sobrevivientes de cáncer de mama

“Llegué a México hace 16 años con 260 dólares en la bolsa, y cuando empecé a recibir una buena respuesta y a tener reconocimiento, pensé que era el momento de regresar algo, de dar, de servir… y fue a través de pigmentar la areola de las mujeres que han padecido cáncer que yo encontré cómo regresar un poco de lo que estaba recibiendo del universo, de Dios”, asegura Clara Hartmann, originaria de Brasil, quien fue la primera en su país en recibir el titulo de máster en micropigmentación por la PhiAcademy.

Clara (al centro) con su grupo de alumnas

Luego de varios años de dedicarse a la micropigmentación de cejas, labios y ojos, decidió especializarse en la zona de la areola para “poder regalarla a víctimas de cáncer de mama, hacer esa labor sin ningún fin lucrativo.

“He trabajado con mujeres que han perdido la mama, y descubrí que hay quienes han pasado por una cirugía estética y perdieron la forma, así que también con ellas utilizo esta técnica”, misma que Clara desarrolló y que próximamente enseñará a través de un curso que contará con la certificación de la PhiAcademy y que se ha convertido en una buena opción para los médicos que la han recomendado al grado de tener pacientes que viajan de Finlandia, Polonia o Estados Unidos para ser atendidos por ella.

A través de esta labor, ha descubierto que, efectivamente, recibe más quien da, gracias a las lecciones que le han brindado las mujeres que acuden a su clínica. “Ellas lloran, me traen regalos y piensan que están ganando, porque salen de aquí con el autoestima altísima, pero en realidad yo soy la que aprende de ellas porque cuántas veces no damos valor o estamos preocupadas por cosas como las raíces del cabello o las uñas, y son cosas que ellas me enseñan, que eso no tiene ningún valor, lo que importa es estar vivas, haber sobrevivido”.

Razón por la que desea que cada vez más profesionales se especialicen en este rubro. “Nunca cobré por ese trabajo, pero quisiera que otras mujeres, otras artistas como yo pudieran hacer lo mismo, porque comencé a ser contactada por muchos cirujanos para corregir lo que ellos con la cirugía ya no pueden hacer. Nosotras somos la mejor opción para terminar una reconstrucción”, puntualiza.

Como experta, Clara nos brinda recomendaciones básicas para quienes deseen realizarse algún proceso cosmético: “Tenemos que saber por qué profesional vamos a ser atendidos, cuál es su trabajo, porque cuántos estudios no venden un nombre, cuántas cuentas de Instagram están llenas de photoshop, así que es importante saber la realidad del trabajo que nos van a hacer. Una recomendación para las víctimas de cáncer es que sólo se pueden hacer este procedimiento un año después de su última cirugía y estar autorizada por su médico”, finaliza.

Comenta