Declaración de la OMS sobre los productos de tabaco calentados y la decisión de la FDA de Estados Unidos sobre IQOS

Amazon super

La OMS llama a los Estados Miembros que son Partes en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT) las obligaciones que les incumben en virtud del Convenio.

Los productos de tabaco calentados son productos de tabaco, lo que significa que el CMCT de la OMS se les aplica íntegramente. (Decisión FCTC/COP8(22)). En concreto, el artículo 13.4 a) obliga a las Partes a prohibir «toda forma de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco que promueva un producto de tabaco por cualquier medio que sea falso, equívoco o engañoso en alguna otra forma o que pueda crear una impresión errónea con respecto a sus características, efectos para la salud, riesgos o emisiones».

La OMS reitera que la reducción de la exposición a sustancias químicas nocivas en los productos de tabaco calentados (PTC) no significa que sean inofensivas, ni que comporten un riesgo pequeño para la salud humana. De hecho, algunas toxinas están presentes en niveles más altos en los aerosoles de los PTC que en el humo de los cigarrillos convencionales, y hay otras toxinas en los aerosoles de los PTC que no están presentes en el humo de los cigarrillos convencionales. Se desconocen las implicaciones para la salud de la exposición a esas toxinas.

El 7 de julio de 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos autorizó la comercialización de un PTC, el sistema de calentamiento de tabaco IQOS, en virtud de la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos. Esa ley exige la autorización comercial previa de los nuevos productos de tabaco antes de que se puedan vender en el mercado estadounidense.

FDA autoriza la venta del dispositivo de tabaco IQOS

http://54.87.67.219/soy-actual/fda-autoriza-la-venta-del-dispositivo-de-tabaco-iqos/

Según la FDA, «a pesar de ello, esos productos no son seguros ni están aprobados por la FDA. Las órdenes de modificación de la exposición tampoco permiten que la empresa haga afirmaciones de que los productos tienen atributos de riesgo modificado ni declaraciones expresas o implícitas que den a entender o puedan inducir a los consumidores a creer que los productos están avalados o aprobados por la FDA, o que la FDA considera que los productos son seguros para su uso por los consumidores».

En la autorización de la FDA se rechazaban las afirmaciones de que el uso del producto fuera menos perjudicial que otros productos de tabaco o redujera los riesgos para la salud. En las órdenes de la FDA también se impone a la empresa que supervise la sensibilización de los jóvenes y el uso de los productos para ayudar a que la comercialización de los productos de tabaco con atributos de riesgo modificado no conlleve consecuencias no deseadas en relación con el uso por este grupo de edad. La empresa también debe mantener a la FDA informada de sus iniciativas para prevenir el acceso y la exposición de los jóvenes.

Dado que la salud se puede ver afectada por la exposición a otras toxinas cuando se utilizan PTC, las afirmaciones de que estos productos reducen la exposición a sustancias químicas nocivas con respecto a los cigarrillos convencionales pueden ser engañosas.

Además, las órdenes pertinentes conceden una autorización temporal de comercialización en los Estados Unidos y se basan en factores específicos de este país, que no es Parte en el CMCT de la OMS.

Todos los productos de tabaco plantean riesgos para la salud y la OMS insta a que se aplique íntegramente el CMCT. Su aplicación rigurosa favorecerá los intentos de abandono y reducirá la iniciación en el hábito de las personas que no son usuarias de productos de tabaco, especialmente de los jóvenes. La OMS recomienda el abandono de todo el consumo de tabaco con intervenciones como los consejos breves de profesionales sanitarios, las líneas telefónicas nacionales gratuitas para dejar el tabaco, los tratamientos de sustitución con nicotina y las intervenciones de ayuda al abandono en forma de mensajes de texto en el teléfono.

Comenta