fbpx

5 tips para bajar de peso

Escuchar la palabra “dieta” puede convertirse en sinónimo de terror y pánico, por eso queremos relajarnos un poco y olvidar esos métodos en donde tenemos que quitarnos todos los carbohidratos y matarnos horas en el gimnasio. No es necesario comer horrible, más bien hay que comer alimentos reales (no procesados), cantidades normales y ejercitarnos. Aquí les damos cinco tips que seguro les servirá para comenzar con su nuevo estilo de vida.

1.No comas en exceso (eso va para la comida sana también).

No importa lo saludable que sea el alimento, no hay que abusar. Obviamente la comida sana ayuda a obtener mejores resultados en el cuerpo, pero al final del día, una caloría es una caloría y no debemos consumir de más.

2. Cuenta las calorías.

Si se trata de bajar de peso hay que contra las calorías. Hay nutriólogos, aplicaciones y dietas específicas que te ayudan a hacer el trabajo sucio; pero una vez que aprendes lo que debes comer y la cantidad, debes convertirlo en un habito y no estar cuente y cuente. Si un día te excedes, al día siguiente compensas comiendo más sano o haciendo más ejercicio.

Hay que quitarnos de la cabeza que las dietas duran un periodo y luego podemos regresar a darnos atracones, la buena alimentación debe ser una forma de vida.

3. Aprende a leer las etiquetas.

A pesar de que las calorías son un factor muy importante, la calidad también importa. No se trata de ser vegano o consumir pura proteína, sino de comer lo mejor para ti, quitando los químicos. Para eso es importante leer las etiquetas en general, no solamente la parte que habla de azúcar, grasa y calorías. Si no sabes qué trae el alimento, probablemente no deberías consumirlo.

4. Ejercítate.

La comida es fundamental cuando se trata de bajar de peso pero el ejercicio es básico para tener un cuerpo hermoso. Ser consistente es clave. Hay que ejercitarse por lo menos cuatro veces a la semana con rutinas de más de media hora.

5. Haz algo que te guste.

El principio siempre es difícil porque da mucha flojera ponerse los tenis, pero si elegimos algo que nos divierta, eventualmente se convertirá en una feliz adicción. La mejor rutina es la que disfrutes. La variación es clave para ir trabajando músculos nuevos y dejarlos descansar algunos días.

Comenta