fbpx

Los quesos de Peña de Bernal hasta tu puerta

Una tarde de queso y vino con los productos de artesanos queretanos llegarán a tu casa gracias al proyecto de Alejandro Castillo.

Alejandro Castillo

En 2009 el papá de Alejandro Castillo comenzó una aventura gourmet, que poco a poco se convirtió en una pasión familiar. Hoy en día ese proyecto se llama La Vaca Feliz, la cual pone al alcance de muchos el trabajo de los queseros artesanales de la zona central del país, específicamente de Querétaro, estado reconocido por contar con La Ruta del Queso y Vino, la cual abarca los municipios de El Marqués, Tequisquiapan, Ezequiel Montes y Colón, principalmente.

La Vaca Feliz, en Peña de Bernal

“Mi papá tenía 72 años cuando comenzó a conseguir los mejores quesos de la región y una cosa llevó a la otra. Actualmente tenemos ya seis sucursales de La Vaca Feliz, cinco en Tequisquiapan y la más reciente en Peña de Bernal”, dice Alejandro, quien asegura que cuentan “con un grupo de cerca de 40 proveedores, a quienes les compramos lo mejor de su portafolio, por ejemplo, una persona puede tener producto de muchos animales, pero sólo compramos el que creemos que es su especialidad”. Los quesos que llegan a sus vitrinas deben ser elaborados artesanalmente, a fin de que “no tengan la gran cantidad de conservadores. Los animales no están inyectados con hormonas, algunos ranchos son de libre pastoreo, por lo que el tipo de comida que consumen no está genéticamente modificada y la leche que se obtiene es constantemente probada”, por lo que la calidad está asegurada en cada una de las ordeñas con las que cuenta: vaca, cabra, oveja y búfala.

“El mercado mexicano está súper ávido de probar este tipo de productos, el problema es que no lo tiene a la mano, y la tendencia global es que cada vez tengan menos, porque abren supermercados, tiendas de conveniencia y van matando a la tiendita de la esquina, eso, evidentemente, limita a que puedas acercar productos artesanales”, agrega refiriéndose no sólo al queso, pues La Vaca Feliz también ofrece conservas y otros ingredientes que ya se distribuyen en la CDMX.

“Tequisquiapan y Peña de Bernal están muy cerca, por lo que recibimos a muchas personas de CDMX, así que pensamos que teníamos una oportunidad enorme para distribuir ahí, porque muchos ya nos conocen”, dice sobre el servicio de entrega que realiza los fines de semana su hermana, Ale Castillo. “Como son productos artesanales y los tenemos que llevar frescos, se levantan los pedidos para que estén listos en dos semanas, porque los queseros no tienen inventario, producen conforme los solicitamos”, explica y agrega que en este servicio sólo están disponibles los quesos maduros y gourmet, que tienen una caducidad amplia, como el port salut, raclette, graviera, morbier, gruyere y roquefort, entre muchos otros.

Lo mejor es que si tienes una reunión, tu boda u otro tipo de evento, Alejandro se encarga de sugerir y armarte una buena selección de quesos y embuti – dos dependiendo las bebidas que servirás, el tipo de comida o si los quieres para la recepción o el postre. Finalmente, su objetivo es que vivas un momento muy al estilo delicatesen y, ahora, directo en la puerta de tu casa.

¿Qué con qué?

  • Las recomendaciones son infinitas, pero estas tres combinaciones que propone Alejandro te harán quedar súper bien. El queso morbier está hecho con la ordeña de la mañana y la de la tarde, y está separado por una ceniza de encino. Se madura de cuatro a seis meses y va ideal con un vino medio, quizá un Merlot.
  • Los quesos brie o camembert maduros van perfecto con frutas como pera y manzana, también con mermeladas de chabacano o zarzamora.
  • El port salut es un queso francés, que los franceses comen en todo momento. Antes de la comida se sirve con vino, durante la comida se acompaña con pan y de postre lo ponen con nueces, ciruela pasa o con chocolate.
Tabla de Quesos

Alejandro nos comparte algunos consejos básicos para sacar el mayor provecho al sabor de los quesos gourmet.

  • “El número uno es ‘nunca de los nuncas’ te comas un queso frío, pues no alcanza a sacar todo su sabor ni su aroma. En un ambiente amigable como en la CDMX, si tendrás tu comida a las 2 de la tarde, saca tu queso a temperar al menos tres
  • horas antes. Tomará la temperatura ambiente y te dará su mejor sabor”.
  • “La conservación es en refrigeración. Si sacaste el queso para degustación y te queda una porción, lo recomendable es guardarlo en una bolsa Ziploc y regresarlo al refrigerador. Cuando lo vayas a comer, vuelves a temperarlo”.
  • “Los quesos brie o camembert que se quedan en el refrigerador por mucho tiempo cambiarán sun consistencia a más blanda y olorosa, a mí me sabe más rico, pero hay quien piensa que ya se pasó”.
  • “Cuando veas que los quesos se resecan o les sale hongo no es malo. Es un hongo comestible que sí se ve feo, pero no pasa nada. Si no deseas consumirlo al chorro de agua se lo quitas, lo dejas secar, lo temperas y te lo comes”.

Ale Castillo hace entregas el fin de semana, para solicitar tu pedido escribe a la cuenta de IG @yosoylacastigo

Comenta