Las madres más poderosas del mundo de los videojuegos

Destacamos aquí algunas de las madres más recordadas en este universo.

Ana Amari (Overwatch)

Ana es una de las heroínas más importantes de Overwatch. Ella es una de las fundadoras del grupo. Durante la Crisis Omnic, Ana jugó un papel clave en su país natal, Egipto, y debido a su habilidad con las armas, la rápida toma de decisiones y los instintos, la convirtió en una opción natural para unirse a la fuerza de ataque Overwatch que terminó con la guerra. Tras el éxito de la misión original del grupo, Ana sirvió durante muchos años como la mano derecha del comandante de ataque Morrison.

Durante el tiempo que estuvo peleando en Overwatch, dedicó su tiempo a criar a su hija, Fareeha Amari, quien tenía un gran deseo de formar parte del grupo especial, al igual que su madre, pero Ana no quería que su hija fuera parte de Overwatch. A pesar de sus grandes responsabilidades al frente de la organización, Ana se negó a abandonar las operaciones de combate. Permaneció activa hasta los cincuenta años, hasta que creyeron que murió a manos de un agente de Talon conocido como “Widowmaker”, durante una misión de rescate de rehenes, se distanció por la fuerza de su hija durante muchos años.

Después de un tiempo perdido, decidió regresar a Egipto para, de alguna manera, permanecer cerca de Farah sin que ella lo supiera e incluso trató de acercarse a ella, enviando una carta a su hija, pero sin respuestas.

Ahora, Ana ha regresado a la lucha para proteger a su país de las fuerzas que podrían desestabilizarlo y, lo más importante, para mantener a salvo a su hija y sus aliados más cercanos.

Draka (Warcraft)

Orc Draka juega un papel clave en la mitología de Warcraft, ya que es la madre de Thrall, uno de los mejores líderes de la Horda. Parte del clan Ice Wolves, conoce al guerrero Durotan, quien en el futuro se convertiría en el líder del clan.

Después de muchos años, los dos deciden unirse. Después de la apertura del Portal Negro, en el que comienza la invasión de Azeroth, a Draka le dicen que está embarazada y decide bautizarlo como Go’el. Al llegar a Azeroth, ella y todo el clan de los Lobos de Hielo deciden vivir en el exilio en el Valle de Alterac, por no estar de acuerdo con los métodos del mago Gul’dan.

Antes de este viaje al valle, Durotan se encuentra con Orgrim Doomhammer para advertirle sobre los planes de Gul’dan y separa a un grupo de soldados para escoltarlos hasta su destino final. Sin embargo, los guardias no eran leales a Orgrim y decidieron atacar a todo el clan y matar a todos.

En la lucha, Draka se ve obligada a abandonar a Go’el, quien es encontrado por una familia de humanos y renombrado como Thrall. A pesar de la distancia con su madre, Thrall nunca abandonó sus orígenes y la fuerza de su madre terminó moldeándolo para ser uno de los mejores líderes de la Horda.

La historia de Draka también fue retratada en la película Warcraft: The First Encounter of Two Worlds y aparece en libros del universo expandido de World of Warcraft, cuya nueva expansión, Shadowlands, se lanzará más adelante este año. Para obtener más información al respecto, visite https://us.shop.battle.net/es-mx/product/world-of-warcraft-shadowlands.

Lilith (Diablo IV)

Un elemento clave del próximo título en la franquicia de Diablo, Lilith puede ser considerada la “madre” del Santuario, donde tienen lugar todos los eventos del juego.

Hija de Mephisto, el Señor del Odio, Lilith es un demonio que decide poner fin al conflicto con los ángeles, dirigido por Inarius.

Cansados de esta eterna batalla y lejos de terminar, ambos deciden robar la piedra de los mundos y crear el Santuario, un lugar al que no pueden acceder ángeles o demonios.

Disidentes de ambos lados se unieron a ellos y comenzaron a vivir juntos en el Santuario, dando lugar a Nephalem, antepasados de los humanos.

Con el paso del tiempo, Inarius comenzó a temer a los nephalem y decide exterminarlos. Lilith, por otro lado, estaba interesada en usarlos para terminar el conflicto entre ángeles y demonios de una vez por todas y no estaba de acuerdo con Inarius. Ella pierde el control y elimina a todos los seguidores de Inarius, que decide prohibirla del Santuario para siempre. Inarius todavía decide usar la piedra de los mundos para reducir el poder del Nephalem, dando lugar a los humanos. En Diablo IV, anunciado durante la BlizzCon 2019, Lilith jugará un papel clave y usará sus poderes para traer el caos al mundo que creó.

Comenta