fbpx

La increíble historia de Diana Trujillo

Diana Trujillo llegó a Estados Unidos a sus 17 años, no hablaba inglés y tenía solo 300 dólares en el bolsillo; ahora lidera un proyecto de la NASA.

Ella es una mujer colombiana que tuvo que dejar su país porque su padre le quitó todo a su mamá. Limpiar casas se convirtió en su trabajo para poder subsistir. 

Decidió irse primero para ganar algo de dinero y regresar por su familia.

Con el dinero conseguido estudió ciencias aeroespaciales en Community College -en Miami Dade- y luego en la Universidad de Florida, en donde consiguió una beca para estudiar Mecánica Aeroespacial y Biomédica.

“Mi sueño de trabajar para la NASA sin saber inglés sonaba muy ridículo y fuera de lugar, pero lo mantuve y ahora estoy trabajando en mi segunda misión,” dice en un video publicado por la NASA en YouTube.

Tiempo después logró una pasantía en la NASA. En 2006 se convirtió en la primera hispanoamericana en el programa. 

Poco a poco fue posicionándose para lograr sus sueños y ver su proyecto de la NASA en Marte, nacer.

Tuvieron que pasar veinte años de esfuerzo y lecciones, pero es un ejemplo de que todo es posible. 

Trujillo diseñó el brazo robótico del róver, el cual fue clave para la toma de muestras de la superficie del planeta.

“Nunca se me ocurrió en mi vida de que yo pudiera moverme de limpiar casas a llegar a esta situación trabajando con Mars 2020”, explicó la ingeniera.

Hoy es ingeniera aeroespacial y líder de la Misión Curiosity, que diseñó el brazo robótico que traerá materiales del segundo planeta más pequeño del sistema solar.

“Me siento extremadamente feliz de ser parte de un grupo que puede cambiar la historia”, externó Diana Trujillo.

Además fundó Brooke Owens Fellowship, una organización sin fines de lucro cuyo objetivo es alentar a mujeres jóvenes latinas y afroamericanas interesadas en estudiar las ciencias relacionadas con el espacio.

Sin duda un ejemplo y un orgullo.

Comenta