fbpx

El suplicio de sacar la Tarjeta Bienestar

Los adultos mayores son los más vulnerables ante el Coronavirus. La recomendación del gobierno es que no salgan de casa, sin embargo, muchos de los que contaban con su antigua tarjeta de pensión, ya no reciben absolutamente nada porque no han podido salir durante la pandemia a recolectar todo lo que se les pide para la Tarjeta Bienestar.

Desde antes de la pandemia, las personas de la tercera edad denunciaron problemas para activar el plástico en los bancos. Las excusas eran muchas, desde que no podían leer sus huellas dactilares por la edad, hasta que no había sistema. 

Las autoridades dicen que debido a la crisis sanitaria que vive el país se continúa otorgando dicha ayuda, ya sea casa por casa o en determinados puntos de reunión, pero la realidad es que muchos no están logrando sacar la tarjeta.

A pesar de que se ha afirmado que el objetivo es que la población cuente con apoyo económico, durante meses hemos recibido peticiones de ayuda de distintas personas que no reciben ninguna respuesta, ni mucho menos el apoyo económico.

¿Qué se necesita para sacar la tarjeta Bienestar?

Lo primero es tener el INE vigente. Es decir, si usted es un adulto mayor, y su INE es anterior al 2018, no podrá hacer este trámite. Debe tener también su Curp, comprobante de domicilio no mayor a seis meses y tarjeta del Inapan.  

Muchos adultos mayores que estaban acostumbrados a recibir su pensión a través de la tarjeta rosa, han manifestado que no tienen manera de conseguir todo lo que se les pide y están desesperados. 

¿Qué ocurre con quienes no tienen su INE vigente? Aparentemente no hay manera de sacarla por ahora.

Hay 980,000 ciudadanos que no han podido recoger su credencial, y 272,000 que la perdieron. Todas esas personas están con la incertidumbre, ya que sin ese documento no pueden ni siquiera tramitar la tarjeta Bienestar.

Llamamos al teléfono 800-63-94-264 en donde nos atendió la señorita Erika Gatica quien dijo que no podía darnos una solución, pero que esperáramos pacientemente a que alguien nos llamara para explicarnos. Esto ocurrió hace más de un mes y aún no se han reportado. 

Por otro lado, los adultos mayores deben ser expertos en tecnología, puesto que deben entrar a la página del ine.com, descargar la solicitud de constancia digital, salir de la casa a una papelería en donde se las impriman (al menos que puedan hacerlo en su propiedad), firmarla, escanearla y enviarla por correo electrónico a constancia.digital@ine.mx

El INE recibe la solicitud, verifica que esté completa y que corresponda a un registro vigente en el Padrón Electoral y la Lista Nominal.

De ser procedente, el INE emite la Constancia Digital y la envía por correo electrónico. Misma que se debe imprimir y presentar a las instituciones públicas o privadas para ahora iniciar el trámite de la tarjeta bienestar. 

Verdaderamente es inaudito que se condicione tanto la ayuda y, peor aún, que en tiempos de pandemia, dejen a los adultos mayores desamparados y exponiendo su salud de esa manera. 

Comenta