Amor en tiempos del COVID-19

Amazon super

Compartir artículos personales puede representar un riesgo de tráfico de gérmenes.

El COVID-19, es un virus que se transmite de persona a persona y el contagio puede generarse por vía respiratoria a causa de secreciones producidas al hablar, toser, estornudar, o ser propagadas a través de las manos y el contacto con superficies.

Por ello, cuándo usamos un objeto de cuidado personal de otra persona o bien adquirimos productos en el mercado informal, donde no se tienen en cuenta los protocolos de seguridad e higiene, estamos expuestos a una contaminación cruzada de: virus, hongos y/o bacterias, lo que puede detonar algún tipo de alteración en el organismo derivado de este intercambio entre los diferentes agentes.

La principal recomendación de los expertos del Programa Belleza y Bienestar de CANIPEC para evitar la propagación de cualquier virus es mantener hábitos saludables de higiene personal.

No prestar el cepillo dental, posee 92% de microorganismos

Si bien este objeto es esencial para mantener la buena salud oral, también se puede convertir en una fuente de infección por patógenos si es empleado por dos personas al mismo tiempo.

Un estudio demuestra que los cepillos de dientes están ampliamente contaminados, pues el 92% de ellos dio positivo como mínimo a un grupo de microorganismos como: Streptococcus del grupo viridans y Staphylococcus coagulasa negativos que son agentes causales de infecciones localizadas e invasivas; además de Gram-negative bacilos causantes de enfermedades respiratorias.

Además de COVID-19, puedes contraer Hepatitis C: La prevalencia de Hepatitis C en la población general mexicana mayor de 20 años es de 1.4%; algunas de las rutas de transmisión de esta enfermedad es precisamente compartir rastrillos e incluso cepillos de dientes de las personas infectadas. Además, si hay alguna herida o lesión en la piel aumenta el riesgo de transmisión de infecciones o enfermedades.

Por si las dudas, abstente compartir estos artículos

Cortauñas, jabón, pantuflas y ropa interior pueden provocar un disturbio en el pH en la superficie de la piel, lo cual restringe la multiplicación de la flora microbiana normal y favorece la producción de infecciones por agentes patógenos.

Comprar productos de limpieza y cuidado personal en el mercado informal, puede resultar en un contagio, ya que no vienen bien empacados y permiten que cualquiera lo abra y pruebe.

Sin duda, el COVID-19 reafirma la importancia de mantener buenos hábitos de higiene personal, por lo que se vuelve vital conservar el uso individual de estos productos que puedes obtener en el mercado formal de marcas confiables y comprometidas con tu salud, belleza y bienestar.

Comenta