Spa en casa

El domingo es un día perfecto para organizar un ritual casero que hará la diferencia en nuestro aspecto y ánimo.

La falta de dinero no es pretexto para mantener la piel bella si recurrimos a la cosmética natural. Aprovechemos ingredientes que son de bajo costo y aportan grandes beneficios no sólo al aspecto de nuestra piel. Si lo vemos como un tiempo que dedicamos a nosotras y aprovechamos para meditar y relajarnos el resultado será una actitud diferente ante la vida.

No se trata de que mientras realizas el ritual, estés cocinando, hablando por teléfono o regañando a tus hijos, porque no resultará. Una hora es suficiente y tu piel lo agradecerá el resto de la semana. ¿Comenzamos?

PURIFICA

Compra arcilla de la más pura que puedas encontrar. Las tiendas naturistas cuentan con buena oferta. Asegúrate de aplicarla en el rostro limpio y déjala hasta que comience a secar. Si prolongas el tiempo de pose puede resecar la zona, así que déjala actuar entre 10 y 15 minutos.

REFRESCA

Coloca un pepino en el congelador por 10 minutos. Rebánalo en finas rodajas y colócalas en toda tu cara hasta que dejen de estar frías.

TONIFICA

Prepara una loción tonificante con 250 mililitros de agua mineral y una gota de aceite esencial de manzanilla, lavanda o geranio. Vierte sobre un algodón y aplica. Si la mantienes en el refrigerador se conservará por varios días.

NUTRE

Aquí viene la parte más divertida. Ya que preparaste tu piel está lista para una mascarilla que la nutrirá. Te damos varias opciones para que puedas alternar y cheques cuál cubre mejor tus necesidades. Prepárala justo antes de aplicarla, en todos los casos necesitas mezclar bien los ingredientes y poner una capa gruesa en el rostro, evitando el contorno de ojos y los labios. Déjala reposar por 15 minutos.

Mascarilla de yogur: Para pieles jóvenes y con manchas causadas por el sol.

  • Dos cucharadas de yogur natural sin azúcar
  • Una cucharada de miel de abeja
  • Para pieles grasas se puede incorporar una cucharada de avena molida

MIEL

 

Mascarilla de linaza: Para las pieles maduras.

  • Una cucharada sopera de semilla de linaza molida
  • Una cucharada de miel pura de abeja
  • 100 mililitros de leche de soya

LINAZA

 Mascarilla de sábila: Hidrata a profundidad cualquier tipo de piel; disminuye las manchas por exposición a los rayos solares y regenera la piel con cicatrices.
  • Pulpa de sábila natural
  • Dos o tres cucharadas de miel de abeja

Sábila

Pasado el tiempo de reposo, retírala con agua limpia y aplica nuevamente loción tonificante. Termina con crema hidratante y protector solar.

Comenta