Qué comer antes, durante y después del Maratón CDMX 2016

La disciplina requiere de entrenamiento y alimentación planificados, así como cuidado para obtener un rendimiento óptimo.

 

El Maratón ha sido considerado como uno de los deportes más especiales al exigir a los participantes  gran resistencia y fortaleza, que les permita soportar 42 kilómetros corriendo; ante la creciente demanda y participación de la población en este tipo de eventos, Hospital DioMed emite consejos de alimentación que, en complemento con el entrenamiento, ayudarán a los maratonistas a tener una participación plena.

Participar en un maratón requiere planificación y monitoreo de un profesional con al menos 4 ó 5 meses de antelación al día del evento, en el que de manera personalizada, de acuerdo a edad, sexo y metas de participación, se realiza un plan de entrenamiento, en el que además se indican los alimentos que se deben ingerir como parte del régimen de preparación.

“Un factor importante es la alimentación que mantenemos antes, durante y después del evento ya que esto nos preparará a soportar el desgaste físico al que se verá sometido nuestro cuerpo”, señaló el Especialista en Nutrición Deportiva del Hospital DioMed, Miguel Ángel Montes.

 

Raul Pacheco.

 

Si estás próximo a participar en el Maraton de la CDMX, a realizarse este domingo 28 de agosto, te conviene seguir este plan:
Días antes del evento:

  • Realizar 5 comidas diarias en las que se incluya, en al menos 2 de ellas, cereales integrales.
  • Se recomienda no hacer una variación considerable en la dieta que se ha seguido durante el tiempo de preparación.
  • Previo a los entrenamientos diarios se sugiere evitar la alimentación cargada para que los maratonistas no se sientan pesados y con somnolencia.
  • Incluir en la dieta alimentos de origen animal y ricos en hierro.
  • Evitar en gran medida el consumo excesivo de hidratos de carbono que podrían derivar en malestares estomacales que podrían poner en riesgo la participación de la persona o algún percance en el momento de la carrera, a menos que en un evento previo el atleta haya experimentado la sensación de cansancio intenso o la falta de energía.
  • Resulta de suma importancia hacer una planificación del consumo de líquidos, para evitar que estos superen la cantidad de sudoración.
  • Evaluar y considerar qué tanta sed provoca en el organismo el consumo de bebidas isotónicas, si se detecta que da una sed considerable, se recomienda la opción de rebajar con agua.

 

Durante el evento:

  • Se aconseja realizar la última comida 2 horas antes del evento con alimentos ricos en proteína, además del consumo de bebidas isotónicas e hidratantes.
  • Durante la competencia, el consumo sugerido de agua es de litro a litro y medio (de acuerdo a la planificación previa).

 

Después del evento.

  • Al finalizar la ruta, se sugiere evitar consumir jugos para no provocar malestar estomacal.
  • Realizar una comida rica en proteínas e incluir bebidas rehidratantes con electrolitos.

 

Asimismo, el Nutriólogo de DioMed, enfatiza que una alimentación deficiente o no planificada de manera adecuada, deriva en una baja de glucosa durante el trayecto, así como fatiga temprana en la competencia que podría hacer que el maratonista abandone de manera prematura la carrera.

 

Además de malestares físicos por no tener una buena alimentación antes de enfrentarse a un desgaste físico como lo es un maratón, podría tener consecuencias para la salud más severas e incluso permanentes para los participantes, tales como: una buena recuperación del músculo, lo que puede generar desde contracturas o hasta rompimiento de huesos y lesión permanente de articulaciones.

 

 

Comenta