KAYE, comida sin reglas

Un restaurante de la colonia Condesa que te lleva a un viaje culinario por diferentes regiones del país y del mundo.

La frase “estar como en casa” cuando se trata de un hotel o un restaurante, siempre me ha parecido poco favorable. Lo que queremos en esos lugares es salir de la rutina, experimentar diferentes sensaciones y no tener la impresión que ¡seguimos en nuestra casa!

Pero al entrar al restaurante KAYE, creado por el chef Pedro Martín y Marcela Gutiérrez, ese concepto me hace sentido, ya que lo traducen como un espacio en el que te sientes confortable y comes tan delicioso que no deseas retirarte.

 

SALON KAYE

Al entrar al espacio ubicado en Alfonso Reyes 108, te encuentras con un área que bien pudiera ser el recibidor de tu hogar, claro, con mucho estilo gracias a la formación de Marcela, quien además de ser experta en el tema de interiorismo, proviene de una familia de restauranteros. Ahí es el sitio idóneo para comenzar con un aperitivo y algunas entradas.

Las manos del chef, originario de las Islas Canarias, e ingredientes locales te transportan a través del paladar a sitios como Oaxaca, con su Foie de chilhuacle (hígado de pato, queso ramonetti y queso de cabra envuelto en tela de chile chilhuacle; frutos criollos, salsa de chile chilhuacle y pan de especias); a Ensenada, a través de unas almejas chocolatas perfectamente sazonadas, y ¿por qué no?, hasta España al probar el jamón de pato encurtido en casa y las Croquetas de bacalao rebosadas en panko, sobre mermelada de tomate y vainilla.

 

Foie de chilhuacle       almeja chocolata

croquetas de bacalao       Jamón pato

Aquí también puedes acompañar tus entradas con una opción de su carta de coctelería. Te recomiendo el Poxito, con pox de maíz chiapaneco infusionado con manzanilla, naranja valenciana, azúcar morena y soda.

 

Poxito

La fiesta culinaria que ofrece se debe a la experiencia del chef, quien fue jefe de cocina en el restaurante Tezka, en la Zona Rosa; Azafrán, en Veracruz, y de Jaleo, en Polanco. Él comenzó a trabajar a los 13 años en su tierra natal, en los restaurantes que tienen mesas en la calle; sin instrucción académica aprendió a amar la cocina y se hizo a fuerza de trabajo, de ahí que el nombre del restaurante sea KAYE, pues él se considera “un chef que se hizo en las calles”.

 

cremoso ibérico y crocante de parmesano

COMIDA DE “CARNE Y HUESO”

Su eslogan es Cocina sin Reglas, porque “aquí cocinamos como nos guste cocinar, como nos nazca cocinar, con los ingredientes que nos lleguen. Comida de verdad”, asegura el chef. De ahí que habrá días que ciertos platos no estén disponibles debido a que los ingredientes no cumplen con la calidad necesaria. También, existen ocasiones en que se incluyen platos con materia prima que ese día encontraron en excelentes condiciones e inspiró al chef para crear algo delicioso.

“Se trabaja sólo con producto de temporada, porque creemos que es más importante respetar al cliente diciéndole ‘hoy no tenemos ese plato porque nos llegó muy mal el ingrediente’ que traerles un pescado congelado”, asegura Marcela.

La carta es sencilla pero muy basta. Entre los platos fuertes, cuentan con opciones de sopas, pescados, mariscos y carnes. No te puedes ir sin probar la Pesca del día en hárem de colores, pescado con costra falsa de melocotón sobre puré de coliflor, kale frito y col de Bruselas; el Pulpo a las brasas con papas arrugadas y mojos canarios, o un Lechón o el Rabo de toro en cocción tradicional con rissotto de lentejas y puré berza.

 

pesca del día con puré de coliflor, kale frito_resized_20160401_121654566           Pulpo a las brasas

 

Estos platillos puedes disfrutarlos en la terraza o en el segundo piso, que cuenta con áreas muy privadas para estar en pareja o espaciosas para grupos grandes.

 

Salón 2         Salón 1

 

Sus entradas van de 65 a 199 pesos y los platos fuertes entre 170 y 330 pesos. Los patos son bastos, así que no te encontrarás porciones de juguete o exhibición que suelen tener algunos restaurantes gourmet. Para un apetito regular, una sopa o entrada y plato fuerte serán suficientes. Acude con tiempo porque en verdad se te van las horas platicando. Nosotros la pasamos espectacular.

 

Con el chef

EL PLUS

  • Te reciben con una variedad de salsas especiales: chiltepín con piña; habanero negro y molcajeteada; así como mantequillas orgánicas, hechas en casa, de huitlacoche, aceitunas y chile.
  • Siempre ofrecen en cortesía una entrada, sopita y algunas tapas. Así como petit fours de despedida.
  • La sal es traída de Oaxaca.
  • El restaurante cuenta con terraza pet friendly

Terraza 2

Comenta