Al altar, con el vestido soñado y sin quebrar tu presupuesto

Te decimos cómo puedes ser una novia de alta costura desde 7 mil pesos

 

7912 (ANAIS-1)_opt

 

Aunque estamos próximos a celebrar el Día de San Valentín, el cómplice de los enamorados, el responsable de los flechazos que, aunque no siempre sean certeros, son los que llevan a las parejas a dar el sí.

Claro, previa entrega del anillo de compromiso, los preparativos de la boda, los infartitos cuando descubres cuánto cuesta casarte o que el vestido con el que siempre fantaseabas vale lo mismo que tu comedor.

Seamos honestas, a qué novia no le gustaría caminar hacia el altar enfundada en un vestido Vera Wang, por el que tendrías que pagar de 2 mil a 15 mil dólares para sentirte como Carrie Bradshaw en Sex and The City o lucir como Kim Kardashian, quien desembolsó 19 mil 800 dólares por su atuendo nupcial; quizá deslumbrar en un Elie Saab, de 4 mil 800 a 9 mil 900 euros, según la página de Pronovias. Y qué me dicen de los diseños de Ángel Sánchez que inician en los 5 mil dólares o la española Rosa Clará, en promedio 2 mil 200 euros. Sí, todas desearíamos pero entre el banquete, las flores, música y un sin fin de etcéteras no queda otra opción que despertar.

¡Alto! Ese sueño se puede convertir en realidad pero de una forma más sustentable y accesible. Si ya rentaste el auto clásico, las mesas y sillas de tu banquete, ¿por qué no rentar el vestido?

Esa opción la ofrece en la Ciudad de México la empresa Innovias, la misma que en España es buscada por muchas mujeres. El costo del alquiler va de 7 mil a 9 mil 200 pesos, en su mayoría son vestidos nuevos, aunque también existe la posibilidad de encontrar una prenda usada, situación que te harán saber cuando lo elijas.

“Todos los vestidos que ofrece Innovias están en excelente estado. Además están en tendencia, las colecciones se actualizan una vez al año.  Una vez que el vestido ya no pasa el control de calidad se quita de catálogo”, asegura Mariana Orduña, responsable de la firma.

Tendrás las pruebas y ajustes necesarios para que te quede pintado. Así que ya tienes una opción para escuchar la marcha nupcial mientras luces un atuendo de alta costura.

¿Te animas?

Comenta