Discapacidad ¿Yo?

La discapacidad no es enemigo de la política ni de la felicidad…

Por Francisca Saavedra*
Un día quiero ser como Gabriela Michetti, me preguntarán quien es ella, pues es una mujer con discapacidad, entonces agregarán, pero si ya eres una mujer con discapacidad, ¡¡¡ah!!! pero ella ha sido legisladora local, diputada nacional, sub-jefe de Gobierno y ahora es la vicepresidenta de Argentina.
Gabriela, además como mujer de la vida política y social, es amada y criticada, ya que es un caso de superación personal. Todos esos cargos los ha cubierto como nadie creía, a pesar de estar en una silla de ruedas. Recientemente confesó que lo primero en lo que pensó, al adquirir la discapacidad, era que sería muy difícil conseguir una pareja.
Gabriela se accidentó hace más de 20 años cuando viajaba con su esposo cerca de Buenos Aires, cuando su auto volcó en una vía rápida. En el hospital de su pueblo natal la operó su propio padre, quien es médico cirujano, pero no pudo evitar que quedara parapléjica. El impacto emocional en la familia fue tan fuerte que el padre mismo, como su hija, dejo de sentir sus piernas durante el primer mes.
Muy valiente Gabriela le dije a Eduardo, su marido, que entendería si quería separarse, pero estuvieron juntos 11 años más. Su discapacidad, sin embargo, no le impidió conocer a su actual pareja, ella pensó que sería difícil tener otra pareja, pero hoy tiene una linda relación con Juan.

image
Mientras se rehabilitaba para controlar las secuelas de su lesión medular crecía su deseo interno por algo tan simple como poder bañar, ella misma, a su hijo. Gracias a esa rehabilitación también consiguió ganar independencia y ser autosuficiente para su trabajo.
Michetti mostró el lado que había olvidado desde que se sumó a la política, la verdadera discapacidad es no poder ser feliz, dijo, y ella es muy feliz. Gabriela Michetti ha logrado superar todas las barreras de la discapacidad física y avanzar con paso firme en su carrera política.
Como si un rayo me hubiera tocado, desperté de mis cavilaciones y me dije, ¿Por qué querer ser como la argentina Gabriela Michetti, si en México puedo ser como la senadora Yolanda de la Torre?
La senadora mexicana, también con su silla de ruedas, como Gabriela, desde el Congreso mexicano presentó una serie de proyectos, especialmente en temas sociales, como la educación, la defensa de la niñez y el apoyo a las personas con discapacidad.
Ya veo, tal vez ahora que Yolanda de la Torre sea presidenta de México yo quiera ser exactamente igual que ella.
Cuando una persona con discapacidad logra realizarse y alcanza el éxito se convierte en un modelo a seguir, de ahí la importancia que tiene la difusión de esas vidas especiales, sobre todo esos ejemplos de superación ante eventos tan trascendentales y aparentemente demoledores como la DISCAPACIDAD.

Francis

*Francisca Saavedra. Es periodista, durante 30 años trabajó en Televisa, fue corresponsal en Egipto y Australia y su última responsabilidad en esa empresa fue la Dirección de Corresponsales Extranjeros. Fue una de las fundadoras de ECO, el sistema de noticias 24 horas. A los cuatro años le dio poliomelitis (en ese entonces no existía la vacuna), y desde entonces para poder desplazarse ha utilizado muletas, aparatos ortopédicos y silla de ruedas.

Comenta