¿Qué debes considerar al elegir un curso de verano?

Muchas veces nos encontramos en la encrucijada de seleccionar aquellas opciones que contemplanactividades de mayor actividad física, sobre las que están más enfocadas en dinámicas de tipo académico.

En ese sentido, Patricia de la Fuente, especialista en Desarrollo Infantil y directora de Servicios Educativos para el Desarrollo Infantil (SEDI) menciona que es importante optar por un lugar donde se ofrezca un programa de actividades equilibradas y sobre todo analizar bien las opciones, para no dejarse llevar por un lugar de moda o recomendaciones a la ligera.

 

Instalaciones adecuadas. Uno de los primeros puntos a evaluar es el lugar donde se llevará a cabo el curso de verano, ya que deben ser instalaciones aptas y espacios acondicionados para que los niños realicen sus actividades de manera óptima y sin correr ningún tipo de riesgo. Recuerda que el lugar debe promover el aprendizaje de los niños, así como actividades físicas y lúdicas que fomenten su desarrollo.

Capacitación del personal. Lo más importante es verificar la experiencia del lugar y la capacitación del personal. Es fundamental que el curso esté dirigido por personas comprometidas y preparadas, por un lado, para coordinar a los niños en las actividades y por el otro, que esté capacitado para actuar de forma oportuna y eficiente ante cualquier emergencia.

Protocolos de emergencia. Al ser los cursos de verano lugares con actividades que implican una serie de actividades físicas, debe contarse con un protocolo de emergencia en caso de algún accidente. Además de verificar que las instalaciones cuenten con un plan de acción en caso de alguna otra situación de alerta como los sismos o incendios, de forma que el bienestar de los niños no se vea vulnerada en ningún momento.

Seguridad. La seguridad de los niños que acuden al curso de verano también tiene que ver con los controles de acceso al lugar, así como el sistema para recoger a los niños, de manera que sólo puedan egresar del lugar las personas autorizadas para hacerlo. Recuerda que en la medida que el sitio donde se quedarán tus hijos te inspire confianza, dependerá tu tranquilidad de saberlos seguros.

Filtros de salud. Es importante considerar que el lugar cuente con el apoyo de personal de salud para detectar oportunamente algún tipo de infección, para atender de la mejor manera a un niño que presenta algún problema de salud, a la vez que es una buena manera de evitar el contagio entre compañeros. En ese sentido, algunos cursos de verano promueven hábitos de higiene personal.

Programa de actividades. Patricia de la Fuente menciona que es importante que el curso de verano contemple actividades recreativas, se incluyan dinámicas donde se motive la creatividad y se estimule el área cognitiva del cerebro de los niños, mediante experimentos, actividades artísticas, entre otras. Para los niños es de vital importancia el contacto que tienen con el entorno y la naturaleza, esto propiciará el aprendizaje mediante el descubrimiento.

Intereses de tu hijo. Es importante tomar en cuenta los intereses del niño, pero también considerar que el juego y la diversión, en general las actividades de libre esparcimiento fomentan la imaginación y las habilidades socioemocionales de tu hijo, por lo que es recomendable que la mayoría de actividades tengan un enfoque lúdico y a su vez de enseñanza, es decir, que les dé la oportunidad de aprender de una forma divertida y entretenida, mediante una serie de experiencias agradables y positivas para su desarrollo.

Comenta