fbpx

El alcohol seduce a los niños desde los 8 años

 

En total, 4 de cada 10 niños de cuarto a sexto grado de primaria indicaron que beberían alcohol si tuvieran la oportunidad de hacerlo.

 

La investigación realizada por la Escuela de Psicología de la Universidad Anáhuac México Sur (UAMS) y la Fundación Pernod Ricard México (FPRM) a fin de crear el “Manual de Prevención para una niñez sin alcohol” concluyó que los alumnos de primaria son altamente vulnerables al consumo de éste y definió las causas más comunes.

“Para ello se realizó una investigación de cinco años en escuelas primarias de la Ciudad de México y el Estado de México, además de analizar, aplicar y monitorear cuatro estrategias de prevención (Dinámicas de grupos, Talleres para padres, Counseling y Prevención múltiple), con el fin de probar la efectividad de cada una de ellas”, explicó la Maestra Elena Barrero, coordinadora del estudio y Directora de la Escuela de Psicología de la UAMS.

El primer paso para disminuir este problema social y de salud fue el desarrollo del Programa de Prevención del Consumo Temprano del Alcohol (PRECTA), así como el «Manual de Prevención para una niñez sin alcohol», el cual requirió la preparación a 107 alumnos de la institución para ser facilitadores, evaluación y monitoreo semanal de más 2 mil 500 niños y la realización de aproximadamente 50 talleres para padres.

 

En la primera fase se evaluaron niños y adolescentes, y se detectó que 88% de ellos presentan la curiosidad de beber alcohol aproximadamente a los 8 años.

  • Al menos 4 de cada 10 niños de cuarto, quinto y sexto grado de primaria indicaron que beberían alcohol si tuvieran la oportunidad de hacerlo e, incluso, más de la mitad ya había ingerido dicha bebida alguna vez.
  • Muchos de los niños encuestados ya habían sufrido algunos de los efectos característicos del consumo excesivo de alcohol.
  • Se encontraron relaciones importantes entre el consumo del alcohol y conductas violentas, baja tolerancia a la frustración, actitud disruptiva en el salón de clases, e incluso situaciones tales como el maltrato físico, psicológico y negligencia.
  • Se encontraron relaciones importantes entre el consumo del alcohol y conductas violentas, baja tolerancia a la frustración, actitud disruptiva en el salón de clases, e incluso situaciones tales como el maltrato físico, psicológico y negligencia.

 

Las causas más comunes para que un menor beba alcohol son

  • Familiares, amigos y/o hermanos que toman e invitan a los más jóvenes.
  • Problemas familiares, y en varios de los casos por relaciones de abuso físico y verbal, así como de alcoholismo familiar.
  • Desconocimiento de las consecuencias.
  • Poca supervisión por parte de los padres.
  • Presión de amigos, los niños de primaria comienzan a consumir alcohol porque consideran que les ayudará a entrar a un grupo social.

 

Ante estos alarmantes resultados el “Manual de Prevención para una niñez sin alcohol”, de editorial Porrúa, se presentó como una guía con actividades estructuradas, agradables y entretenidas para los niños, que servirá tanto para los padres de familia como para las escuelas y la sociedad en general, a fin de prevenir de una forma eficaz el consumo de bebidas alcohólicas en menores.

 

 

Comenta