Razones por las que rechazan un crédito hipotecario

Requisitos que no cubrimos ante los bancos o altas tasas de interés son algunos elementos que nos impiden ser acreedores a un crédito hipotecario.

 

Según información de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), en 2010 el parque habitacional era de 28.5 millones de viviendas particulares habitadas, de las cuales, 20.3 millones (71.2%) eran propias o estaban siendo pagadas por los propietarios.

Si has tenido el interés de pertenecer al porcentaje de propietarios, es muy importante que tomes en cuenta cada uno de los siguientes puntos que necesitarás al momento de solicitar un crédito hipotecario.

 

1. Comprobación de ingresos:La mayoría de los bancos solicita mínimo comprobar tres meses anteriores. Muchos de los trabajadores en México son independientes, de forma que no pueden comprobar un ingreso estable, por lo que ésta es la principal razón de rechazo.

 

2. Nivel de ingresos: La mayoría de los bancos solicita un ingreso mínimo con el fin de asegurar que puedas soportar el pago mensual de la deuda. Generalmente piden que tus ingresos mensuales sean dos y hasta tres veces lo que pagarías mensualmente por tu hipoteca.

 

3. Antigüedad en tu casa y empleo: Debes demostrar una antigüedad mínima de 6 meses de tu residencia actual, así como 1 año como mínimo en tu empleo.

 

4. Buró de Crédito: Éste es un reporte que todos los bancos consultan al momento que solicitas un crédito, pues les da a conocer tu historial crediticio, monto que adeudas y que tan periódicamente acostumbras pagar.

 

5. Ingreso-deuda: Con base en los dos documentos anteriores, las instituciones financieras calculan qué porcentaje de tus ingresos es destinado a tus deudas. De esta manera saben si eres capaz de hacer frente a una deuda más. Es probable que te nieguen el crédito si tus deudas representan más de 45% de tu ingreso.

 

6. Problemas legales con el inmueble: En algunas ocasiones el inmueble que deseas adquirir se encuentra con problemas de los dueños anteriores, este es un factor más de rechazo.

 

7. Deudas del inmueble: Se refieren al pago de diversos servicios como luz, gas, agua o predial. Procura que la casa esté al corriente con estos pagos pues el banco no va a aceptar en garantía una casa que tenga adeudos. Incluso, es importante corroborar que la casa no se encuentre hipotecada o con algún otro gravamen.

 

8. Inmueble in-matriculado: Esto significa que la propiedad no está escriturada o que no está correctamente dada de alta ante el Registro Público de la Propiedad (RPP). Los bancos no aceptan este tipo de inmuebles pues no pueden ejercer ningún derecho sobre el mismo.

 

9. Enganche: Ninguna institución bancaria te prestará 100% del valor del inmueble. La mayoría se limita a 80%, por lo que el porcentaje restante (enganche), deberás cubrirlo con recursos propios y demostrar al banco que cuentas con ese dinero.

 

“Si no cuentas con el perfil financiero y personal para poder obtener tu patrimonio, puedes tener una alternativa satisfactoria mediante un autofinanciamiento siendo la forma más accesible para ti”, comenta Thania Perea, Directora Mercadotecnia de Tu Casa Express.

El hogar es el lugar más seguro, donde creas el mejor ambiente y tranquilidad con tus seres queridos, no dejes que tus focos rojos impidan obtenerlo, evalúate financieramente, recuerda que tu futuro lo haces tú.

 

 

Comenta