¿Conoces la Ecobici? Ahora surge Econduce, scooters compartidos

 

Cambia de cuatro a dos ruedas para disminuir la contaminación, el tránsito y el estrés citadino.

 

Recientemente les he compartido información referente a la sustentabilidad, ecología y cuidado del ambiente. No es parte de una campaña, mucho menos propaganda al estilo buen samaritano, basta con enterarnos que desde hace 15 años no era necesario decretar un estado de contingencia ambiental en la Ciudad de México para darnos cuenta de lo necesario que es contribuir con nuestro planeta.

En este sentido, Eduardo Porta y Alejandro Morales, jóvenes emprendedores mexicanos, crearon el proyecto Econduce, sistema de scooters eléctricos compartidos, que representa un nuevo modelo de transporte sustentable que no contamina y no genera ruido. La propuesta es que se convierta en un complemento a otras opciones de movilidad como la Ecobici, Metrobus y Metro.

 

Econduce_PK4

Cuenta actualmente con diversas estaciones de servicio distribuidas en las zonas de Polanco, Roma, Del Valle, Condesa, Centro Histórico y San Miguel Chapultepec, entre otras, donde puedes cargar la batería del scooter -el cual alcanza una velocidad de 55 km/hr- y esperan sumar más.

Sobre el no saber manejar un scooter, ellos te capacitan mediante un curso de inducción, en el que además te dan las normas de seguridad. Los únicos requisito son contar con mayoría de edad, saber andar en bici y contar con licencia de conducir tipo A.

Nada pierdes con intentar una forma sustentable y cero emisiones que promete ahorrarte mucho tiempo, ayudar al ambiente y convertir tus trayectos a la escuela o trabajo en una actividad lúdica y de paseo. El servicio tiene un costo, pero cuentan con diversos planes que se pueden adaptar a tus necesidades, van aproximadamente de 10 a 30 pesos por 30 minutos de uso, dependiendo el plan.

Recuerda que esta semana el índice de la calidad de aire de nuestra ciudad superó los límites de O3, lo cual significa que el aire no es óptimo para los habitantes. De acuerdo con datos de la Comisión Ambiental, más de 87% de la emisión de óxidos de nitrógeno y 32% de compuestos orgánicos volátiles, ambos precursores de ozono, provienen de los vehículos que circulan en el Valle de México. Así que cada auto menos ayuda en el objetivo de vivir mejor.

“Lo que está pasando ahorita en la ciudad es el primero de muchos escenarios que vienen en el futuro. Debemos ser más conscientes del daño que le hacemos al medio ambiente y tener claro que una ciudad como esta debe tener distintas soluciones de movilidad que ayuden a mejorar la calidad del aire y disminuir el parque vehicular”, comentó Eduardo Porta, co-fundador de Econduce.

 

 

Econduce_PK12

 

Comenta