Trump le rompe el corazón a Malala

Le duele que EU de la espalda a los niños y mujeres víctimas de la guerra

La decisión del presidente Donald Trump de prohibir la entrada a Estados Unidos a refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana, causó confusión y protestas en Aeropuertos, así como la molestia y enojo de figuras importantes en diversas partes del mundo.

Malala Yousafzai, premio Nobel de la Paz (2014),  se sumó a las voces de protesta contra la orden ejecutiva de Trump y en la página de Facebook de su fundación expresó su dolor por la medida que le cierra la puerta a los niños, madres y padres que huyen de la guerra y que son víctimas de la violencia.

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que suspende la entrada a Estados Unidos de refugiados por un espacio de 120 días, para que las autoridades estadunidenses revisen las solicitudes y el proceso de adjudicación de asilo.

También se suspende indefinidamente el ingreso de cualquier ciudadano sirio como refugiado, al entender que “va en detrimento de los intereses de Estados Unidos”, y  habrá una prohibición de 90 días sobre la inmigración proveniente de siete países con población predominantemente musulmana: Irán, Irak, Libia, Somalia, Siria, Yemen y Sudán.

Esta es la declaración de Malala sobre la última orden ejecutiva del presidente Trump sobre los refugiados:

“Me rompe el corazón que hoy, el presidente Trump haya cerrado la puerta a niños, madres y padres que huyen de la violencia y la guerra. Me rompe el corazón que América (Estados Unidos) haya dado la espalda a su orgullosa historia de bienvenidas a refugiados e inmigrantes, quienes ayudaron a construir su país, listos para trabajar duro a cambio de una oportunidad justa para empezar una nueva vida.

“Me rompe el corazón que los niños refugiados de Siria que han padecido seis años de guerra sin tener culpa de nada, ahora sean señalados en un acto de discriminación.

“Me siento destrozada por las chicas, como mi amiga Zaynab, que huyeron de guerras en tres países –Somalia, Yemen y Egipto-. Hace 17 años ella recibió un visado para venir a los Estados Unidos. Aprendió inglés, se graduó en la secundaria y ahora está estudiando para ser abogado de derechos humanos.

“Zaynab se separó de su hermana menor cuando huyó de los disturbios en Egipto. Hoy su esperanza de ser reunida con su preciosa hermana está en riesgo.

“En esta hora de incertidumbre y turbulencias en el mundo, pide al presidente Trump que no de la espalda a los niños y a las familias más indefensas del mundo.”

Abogados expertos en inmigración en Nueva York presentaron demandas para bloquear la orden, argumentando que numerosas personas sufrieron impedimentos ilegales para viajar.  Las líneas aéreas comenzaron a rechazar el embarque de ciudadanos de siete países hacia Estados Unidos, lo que propició las protestas en los aeropuertos.

En respuesta, Irán anunció que aplicará el principio de reciprocidad a Estados Unidos y prohibió la entrada de estadunidenses a su territorio.

La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) advirtió hoy de que el veto impuesto por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la entrada de refugiados va a tener “consecuencias catastróficas”.

Comenta