Sabor, ambiente y calidez en una de las mejores terrazas al Sur de la Ciudad

Loretta Chic Bistrot es un acogedor refugio de cocina mediterránea, ubicado en Av. Revolución, donde el chef Abel Hernández ofrece un concepto que rescata los elementos básicos de la buena mesa: cocina, ambiente, servicio y calidez.

Si buscas un espacio que permita reunir diferentes placeres en una sola experiencia, donde los sabores del Mediterráneo se aderecen con un ambiente que arropa largas sobremesas y el expertise del servicio característico de los restaurantes encabezados por el chef Abel Hernández, la ubicación está en Avenida Revolución 1426, donde se encuentra Loretta Chic Bistrot, la apuesta más reciente de este apasionado de la buena mesa, quien hace cerca de ocho años cautivó con el restaurante Eloise, en la misma zona sureña de la Ciudad de México.

Chef Abel Hernández / Foto Fernando Canseco

“Soy un gran tragón que disfruta mucho pasarla bien y convivir con amigos, se me ha dado la oportunidad, desde mis abuelos y mis papás, de convivir en muy buenas mesas, de comer en lugares muy ricos con excelente producto y nos ha dado la libertad de ser buenos jueces de lo que hacemos”.

Restauranre Loretta Chic Bistrot / Foto Fernando Canseco

Ahí encontrarás opciones de mar y tierra cocinadas al carbón, arroces, una cuidada selección de vegetales que dan el balance ligero a las preparaciones y respeto por el producto, que dan como resultado platillos como crudo de atún marinado en aceituna negra con emulsión de pepino y limón, huachinango a las brasas y mojo verde; calabacitas rostizadas con queso parmesano, cremosos ravioli de ricotta y limón; para cerrar, un cheescake baklava –pasta filo, queso ricotta, yusu y pistaches tostados-, delicias de la cocina del Mediterráneo con algunos acentos del Oriente Medio.

Todos acompañados por una selección de vinos del Viejo Mundo (Italia, Francia, España) y etiquetas singulares de Eslovenia, Israel o Croacia que sólo encontrarás aquí, curada por la sommelier Laura Santander, socia de este recinto.

Crudo de atún

“Aquí, si la gente espera si Abel va a fermentar algo nuevo o si va a poner a hervir 30 mil horas un pedazo de algo, no lo voy a hacer, no es lo mío, yo no sé hacer esas cosas, a mí me gusta que tú te vayas feliz, contento. Es el caso de Gordon Ramsey o Mario Batalli, no esperas que te hagan esferificaciones, sin embargo, aplausos, cocinan delicioso, tienen muchos restaurantes famosos y muy llenos. Eso funciona”.

Restauranre Loretta Chic Bistrot / Foto Fernando Canseco

Además de la sensatez en los fogones, otro de los atractivos es la calidez del servicio y la atención que el mismo chef da a sus comensales, por lo que no es extraño verlo de mesa en mesa compartiendo un momento con aquellos que lo visitan. “Para mí es como decir ‘te invito a mi casa’, que lo disfrutes y darte la hospitalidad que yo le daría a cualquiera que llegara a mi hogar”.

Comenta