Recicla tapitas y ayuda a niños con cáncer

La recolección y reciclaje de tapas de PET pueden ayudar al coste del tratamiento integral de estos pequeños

¿Sabías que una tapa de plástico, de las que cierran las botellas de agua o refresco, se pueden convertir en ayuda para el tratamiento de los niños con cáncer? ¡Así es! Y lo mejor es que, a través de donarlas, además de ayudar, fomentas el reciclaje de plástico para lograr una diferencia en el planeta.
“Al donar tapitas, rompes el mito de la donación económica, pues no sólo con monedas haces la diferencia” comentó María José Elizarrarás, Directora General de Luz de Vida A.C. De esta forma, y con la campaña #TapitasXSonrisas, la asociación mantiene su compromiso de ofrecer la mejor calidad de vida a los niños y jóvenes a los que beneficia.
Luz de Vida A.C, en alianza con Vanguardia Sustentable, acopia tacitas y consigue transformarlas en apoyo integral a sus beneficiarios.


Ayúdanos a ayudar. Junta tacitas y dónalas a la asociación. Aquí las condiciones en que debes entregarlas:

Limpias: cuando la tapitas están completamente limpias se optimiza el proceso de reciclado, logrando así procesar un mayor número de plástico en un menor tiempo.

Separarlas por color: Para que en las recicladoras paguen un mejor precio por kilo de tapas, éstas deben estar clasificadas por color. Algunos de las clasificaciones de colores son: verde, plateado y gris, azul, negro, amarillo y dorado, así como tapitas en tonalidades rojas y transparentes.

Libres de cualquier material que no sea plástico: al estar 100 % libres de otros materiales, el pago por kilo de tapas es íntegro, y se aumenta el impacto en el reciclaje.

Además de ayudar a los niños con cáncer, esta clase de programas de reciclado busca fomentar el hábito de proteger al medio ambiente, pero también constituye una acción significativa y de gran repercusión educativa.
“Quizás una tapita no diga nada de manera individual, pero con una meta global como ésta, se pueda hacer un impacto positivo en nuestro planeta”, agregó la directora.
Es importante señalar que desde el año 1961, el plástico ha tenido un uso indiscriminado, siendo así una de las principales fuentes de contaminación, por lo que limitar su uso o fomentar su rehúso es de vital importancia para conservar el medioambiente.
Según cifras de Ecoce, México mantiene sus niveles de recuperación de Polietilén Tereftalato (PET), con una tasa de alrededor de 60% de reciclaje del total desechado diariamente, posicionándose como el país líder en América en procesar dicho material para su reutilización, recordando que de dentro de esta clasificación (Pet) se incluye tanto botellas como tapitas.

Comenta