Quintonil, el restaurante 12 del mundo

El chef Jorge Vallejo lleva el nombre de México al mundo al ser ubicado en doceavo lugar del reconocido ranking gastronómico The World’s 50 Best Restaurants 2016

 

Platillo de Jorge Vallejo
Platillo de Jorge Vallejo

 

Quintonil se encuentra en la calle de Newton No. 55, en la colonia Polanco de la Ciudad de México. Ahí, el chef Jorge Vallejo y su esposa, Alejandra Flores, se han encargado de resaltar sabores de la cocina mexicana moderna a través de ingredientes como chilacayotes, huazontles, quelites y maíz en innumerables presentaciones, entre otros, con los que crean platos dignos de recordar y luego repetir una y otra vez.

 

Alejandra Flores y Jorge Vallejo
Alejandra Flores y Jorge Vallejo

Este restaurante es un obligado de los turistas y no por poca cosa el presidente de México lo elige para compartir el pan y la sal con sus invitados internacionales (ahí comió junto a Tony Tan Keng Yam, presidente de Singapur, hace un par de días).

 

QUINTONIL

Ese refugio de sibaritas de corazón fue ubicado en el lugar número 12 de la lista editada por la revista británica Restaurant, digamos que es la referencia para saber quién es quién en el mundo gastronómico y dónde pagar un ticket y que la experiencia lo valga.

Desde 2002, año con año determinan, a través de un jurado, cuáles son los 50 mejores restaurantes en el mundo y realizan una gala a la que acuden todos, sin faltar uno solo de los chefs que encabezan las cocinas galardonadas. Esta ocasión se realizó en el restaurante Cipriani, de Wall Street, en Nueva York (que, por cierto, también se encuentra en Polanco en la Ciudad de México).

 

50Best2016

 

El primer lugar fue para Osteria Francescana, en Italia; el segundo para El Celler de Can Roca, en España, y el tercer puesto lo obtuvo Eleven Madison Park, en Nueva York. De nuestros mexicanos, Quntonil obtuvo la mejor posición, de ahí nos fuimos hasta el 25 con Pujol, de Enrique Olvera, y 43 con Biko de Mikel Alonso, Bruno Oteiza y Gerard Bellver.

 

Massimo-Bottura

 

LE CELLER

 

Comenta