Niños, mujeres, pobreza y discapacidad

En México no hay acciones, sólo se lleva un conteo…

Por Francisca Saavedra*

La condición social de la niñez en México, señala que a su fragilidad hay que agregar su condición social y jurídica. Las niñas, los niños y los adolescentes enfrentan muchas vulnerabilidades, les doy solo dos como ejemplo, pertenecer a un grupo indígena, o vivir con discapacidad.

Desde 1981 cuando la ONU decretó el “Decenio para las personas con discapacidad”, quedó demostrado que, en la mayoría de los países, y en particular en México, no existen datos oficiales confiables respecto al tamaño de la discapacidad.

INEGI define a las PcD como aquellas que tienen una o más dificultades físicas, mentales, intelectuales o sensoriales que les impiden interactuar con otras personas y que frenan su participación en igualdad de condiciones a las demás.

Entre 2010 y 2012, de 3 millones aumentó a casi 4 el número de niños y jóvenes con alguna discapacidad que se encuentran en rezago educativo, sin acceso a la seguridad social y con una alimentación inadecuada.

También han aumentado las necesidades que debemos atender para mejorar las condiciones en que viven las niñas y niños con alguna discapacidad. A ellos hay que agregar la pobreza de los menores que, sin vivir con discapacidad, son hijos de alguna PcD y son cientos de miles cuyos padres viven con alguna limitación y que también están considerados pobres o pobres extremos en los más recientes conteos.

En hogares de bajos ingresos, la discapacidad es más frecuente y aumenta los rangos de pobreza de la familia, ya que aumentan sus gastos en tratamientos médicos, de rehabilitación, educación especial y en la compra de sillas de ruedas, muletas, aparatos ortopédicos, auxiliares auditivos y el ALTO costo del transporte. Por ello estos hogares están sumidos en la más profunda pobreza.

Es fundamental poner a la niñez al centro de todas las políticas públicas, pues no DEBEMOS ser un país que no proteja a su población infantil y que no les ofrezca un mejor futuro.

La educación de los niños diagnosticados con autismo es más que difícil, IMPOSIBLE. Ninguna autoridad tiene contemplado este síndrome y por ende hay muy poca disposición de los educadores, tal parece que hay que exigirles con una ley en la mano.

ninos-inclusion

 

 

En España vive un millón y medio de personas con discapacidad en pobreza y medio millón de ellos en pobreza extrema.

Allá, como aquí, la población con discapacidad está más afectada por el desempleo que la población en general, son más pobres pues sus gastos fuertes son en tratamientos médicos, rehabilitación y en la compra de insumos.

La peor situación la viven las mujeres con discapacidad intelectual. El riesgo de pobreza afecta por igual a hombres y mujeres con discapacidad. En el caso de las mujeres, el número es el doble al resto de la población en pobreza extrema y es más alta que la de los varones con discapacidad.

Un informe español muestra la situación de vulnerabilidad de las PcD ante las circunstancias de exclusión social. Exige que se incremente la inclusión laboral, que debe tomar en cuenta, especialmente, a las mujeres mayores con discapacidad que mantienen un hogar y es EXIGENCIA que las políticas públicas establezcan a la discapacidad de forma transversal en la lucha contra la POBREZA y la exclusión.

PERO, Y EN MEXICO ¿QUE ESTAMOS HACIENDO? ¿SOLO LLEVAMOS EL CONTEO?”

Francis

*Francisca Saavedra. Es periodista, durante 30 años trabajó en Televisa, fue corresponsal en Egipto y Australia y su última responsabilidad en esa empresa fue la Dirección de Corresponsales Extranjeros. Fue una de las fundadoras de ECO, el sistema de noticias 24 horas. A los cuatro años le dio poliomelitis (en ese entonces no existía la vacuna), y desde entonces para poder desplazarse ha utilizado muletas, aparatos ortopédicos y silla de ruedas.

Comenta